En Francia 1938, la política le torció el brazo al fútbol

El certamen fue una excelente oportunidad para que los diferentes líderes políticos difundieran sus ideas en la antesala de la Segunda Guerra Mundial

23 Feb 2018 Por Bruno Farano
3

ITALIA, OTRA VEZ EN LA CIMA DEL MUNDO. Más allá de la fuerte politización que sobrevoló Francia 1938, el seleccionado “azurro” ratificó el buen fútbol que había mostrado en su casa, cuatro años antes. futbolcopadelmundo.com

Fútbol y política. Una mezcla de dos pasiones que en Francia 1938 convivieron a la sombra del tercer Mundial en la historia del fútbol.

Este fue, sin lugar a dudas, el Mundial más politizado de toda la historia. Con la Segunda Guerra Mundial sobrevolando en cada escenario, el torneo fue una oportunidad única para que los líderes políticos aprovecharan la ocasión para hacer propaganda de los diferentes regímenes.

El fútbol pasó a un segundo plano, más allá de que este torneo brindó partidos memorables, como el que protagonizaron Brasil y Polonia -considerado uno de los mejores equipos de la historia, de ritmo frenético y que los sudamericanos pudieron superar por 6 a 5 en la prórroga- o seleccionados fuera de serie, como Italia, que logró su segundo título consecutivo.

Pero este Mundial también se caracterizó por situaciones que nada tenían que ver con la pelota. Hubo equipos que no se hicieron mucha mala sangre y aprovecharon la ocasión para hacer conocer las ideas de sus líderes.

De principio a fin, la política fue la gran protagonista. En el partido inaugural, la selección de Alemania posó para la foto en el “Parque de los Príncipes” realizando el saludo nazi. Y la respuesta de los 30.000 aficionados que presenciaron el choque contra Suiza no se hizo esperar: una silbatina ensordecedora dejó en claro que el panorama no pintaba nada bien.

Algo similar ocurrió con Italia. Los campeones del Mundo volvieron a jugar bajo la presión impuesta por su líder fascista, Benito Mussolini. Sin embargo, y pese a que el público francés intentó por todos los medios desestabilizar a la “Azzurra”, sus jugadores volvieron a superar el miedo y conquistaron un nuevo trofeo.

El ambiente hostil fue moneda corriente. Con la guerra a punto de estallar, hubo también deserciones polémicas, algunas con tintes políticos, otras en repudio al manejo de FIFA, algo que luego se extendería en el tiempo.

Tras lograr la clasificación a la gran cita, luego de vencer a Letonia, Austria decidió no jugar el campeonato. Unos meses antes de comenzar el certamen, ese país fue invadido por el ejército alemán liderado por Adolf Hitler y por ese motivo decidió bajarse del Mundial. Ese lugar vacante le fue ofrecido a Inglaterra, que lo desestimó rápidamente. Los ingleses, indignados por no haber sido nombrados aún como sede de un Mundial, decidieron desairar al torneo en tierra francesa y pegaron el faltazo a la cita.

Pero eso no fue todo. En Francia 38 sobraron las polémicas. La FIFA había estipulado que los torneos iban a alternarse entre Europa y Sudamérica, pero tras disputarse en Italia en 1934, Jules Rimet, presidente de la casa madre del fútbol, decidió nombrar como sede al país galo, presionado por los líderes de los diferentes regímenes dictatoriales.

Este torneo estuvo manchado con pólvora. Los futbolistas se prestaron para que sus gobernantes pudieran exponer sus ideas. La campeona del Mundo fue fiel a su líder. Antes de partir rumbo a Francia, los ‘Azurros’ fueron despedidos por Mussolini ataviados con ropa paramilitar. Además, durante la competencia, no dudaron en realizar el saludo fascista hacia el palco, donde “Il Duce” posaba con aires de suficiencia.

Para los franceses, que pregonaban la democracia bajo el lema “Libertad, Igualdad y Fraternidad”, fue un acto de provocación. Por ese motivo, los dirigidos por Vittorio Pozzo fueron abucheados en cada escenario donde se presentaron.

No obstante, salieron airosos. Pese a la presión y al miedo escénico, Italia demostró por qué era el mejor equipo del mundo en esa década. Campeón en Italia 34 y Rey Olímpico en Berlín 36, la “Azzurra” también festejó en Francia 38, el Mundial donde la política le torció el brazo al fútbol.

El único jugador en la historia que marcó un gol descalzo

Leónidas da Silva, goleador del Mundial, anotó cuatro goles en el partido Brasil-Polonia. Y uno de esos tantos lo marcó estando descalzo. El brasileño tuvo un problema en uno de sus botines y para no perder tiempo decidió quitarse el otro y seguir jugando.

Pioneros en todo sentido

Indias Holandesas (actualmente Indonesia) fue la primera selección asiática en disputar un Mundial. Además, el capitán del equipo jugó el torneo con anteojos, algo que en esa época estaba permitido por la FIFA.

Allen, el primer balón auspiciado por una marca

Hasta inicios de la década del ‘30 los balones utilizados eran de cuero cosido a base de gajos rectangulares. En su interior tenían una vejiga animal que servía como cámara. Sin embargo, en Francia 1938 apareció un nuevo modelo. La vejiga fue reemplazada por una válvula, aunque los gajos rectangulares de cuero no se modificaron. En esta copa, el nombre de la pelota fue Allen, la marca patrocinadora.

El goleador
Leonidas da Silva (foto), el inventor de la ‘bicicleta’ y un jugador de extraordinaria habilidad, marcó 7 goles en Francia 1938. Sin embargo, pudo haber convertido alguno más, pero su DT decidió que no jugara la semifinal ante Italia, para preservarlo de cara a una hipotética final que Brasil nunca jugó.
============LG28 TIT (12160588)============
Polémica decisión
Argentina, Uruguay, EEUU, Costa Rica, El Salvador, México, Colombia y Guayana Holandesa se negaron a disputar el torneo de Francia 1938 en protesta contra la FIFA, que decidió no cumplir la alternancia de sedes entre Europa y Sudamérica.
============LG28 TIT (12160602)============
Figura repetida
Al igual que en el Mundial de 1934, Giuseppe Meazza (foto) se consagró también como la figura de Italia en Francia 1938. Conocido como ‘Pepp’ o ‘Peppino’, el delantero fue una pieza clave para que Italia revalidara el título de campeón del mundo, logrado cuatro años antes en su tierra.
============23 TIT Punteado (12160598)============
Curiosidades
 La revelación: Hungría jugó con un equipo compuesto por ‘profesionales’ y en semifinales arrolló a Suecia por 5-1. No pudo superar a a Italia, un seleccionado fuera de serie, en la final.
 La decepción: Francia tuvo un papel para el olvido. En cuartos de final fue eliminada fácilmente por Italia. 
 Delantera de “oro”: Hungría llegó a la final gracias a su delantera, Gyula Zsengeller-Gyorgy Sarosi, una pareja letal. La dupla ofensiva marcó 10 de los 11 goles que anotó esa selección en Francia 1938.

El goleador
Leonidas da Silva, el inventor de la ‘bicicleta’ y un jugador de extraordinaria habilidad, marcó 7 goles en Francia 1938. Sin embargo, pudo haber convertido alguno más, pero su DT decidió que no jugara la semifinal ante Italia, para preservarlo de cara a una hipotética final que Brasil nunca jugó.

Polémica decisión
Argentina, Uruguay, EEUU, Costa Rica, El Salvador, México, Colombia y Guayana Holandesa se negaron a disputar el torneo de Francia 1938 en protesta contra la FIFA, que decidió no cumplir la alternancia de sedes entre Europa y Sudamérica.

Figura repetida
Al igual que en el Mundial de 1934, Giuseppe Meazza (foto) se consagró también como la figura de Italia en Francia 1938. Conocido como ‘Pepp’ o ‘Peppino’, el delantero fue una pieza clave para que Italia revalidara el título de campeón del mundo, logrado cuatro años antes en su tierra.

Curiosidades

La revelación: Hungría jugó con un equipo compuesto por ‘profesionales’ y en semifinales arrolló a Suecia por 5-1. No pudo superar a a Italia, un seleccionado fuera de serie, en la final.

La decepción: Francia tuvo un papel para el olvido. En cuartos de final fue eliminada fácilmente por Italia. 

Delantera de “oro”: Hungría llegó a la final gracias a su delantera, Gyula Zsengeller-Gyorgy Sarosi, una pareja letal. La dupla ofensiva marcó 10 de los 11 goles que anotó esa selección en Francia 1938.

En Esta Nota

Adolf Hitler
comentarios