Es posible aprender idiomas con tu celular

Las aplicaciones para smartphones se presentan como un complemento útil (aunque no suficiente) para las personas interesadas en aprender idiomas

23 Feb 2018
1

CONTENIDO. Las aplicaciones utilizan videos personalizados y audios como alternativas para un aprendizaje más interactivo del idioma. la gaceta / fotos de Analía Jaramillo

Hoy en día pareciera que las aplicaciones para los teléfonos móviles son la solución a casi todas nuestras pequeñas “crisis” cotidianas. En el ámbito de la educación, también se convirtieron en un aliado para el autoaprendizaje de idiomas. Estudiar una nueva lengua es un proceso que implica práctica, tiempo y ciertos costos económicos a los que no todos los interesados pueden acceder, por eso, cada vez son más los tucumanos que optan por descargar apps.

En comparación a las clases presenciales en academias, los usuarios de este método de estudio destacan tres ventajas: los periodos cortos de las lecciones (que varían de 10 a 15 minutos), la gratuidad del servicio y la comodidad de poder manejar los propios tiempos de aprendizaje.

La promesa detrás de estas plataformas es simple: vos podés elegir con total libertad dónde y cuándo tomar tus lecciones. “Practico mis clases de portugués por la mañana, mientras desayuno miro videos o memorizo palabras. También a la tarde hago algún curso hasta que mis nietos salgan de la escuela”, narró Norma Leandro, de 60 años. Norma decidió incursionar en el portugués pero le resulta difícil adaptarse a los horarios de las clases. “La alternativa que me ofrece el celular es una solución flexible a mis necesidades, estudio de a poco en mis ratos libres y los cursos se tornan más llevaderos con juegos y desafíos personales”, destacó.

Los idiomas elegidos

En cuanto a las preferencias personales sobre el idioma por estudiar, el primer puesto se lo lleva el inglés. “El 50% de los 600.000 usuarios de Argentina elige aprender inglés. A este le siguen en impacto el italiano, el francés y, por último, el portugués”, detalló Germán Carranza, Country Manager para América Latina y España de la aplicación “Busuu”.

Estas cifras son similares en lo que respecta a la aplicación “Duolingo”. “El inglés es el idioma más popular para el aprendizaje en línea. Cerca del 55% de nuestros usuarios en Argentina lo practican”, informó Michaela Kron, gerente de Relaciones Públicas de “Duolingo”. Además, Kron destacó la cantidad de usuarios en el país que utilizan su plataforma: “es uno de nuestros principales mercados en América Latina, cuenta con 4,4 millones de usuarios y 5,6 millones de descargas”.

Presencial vs digital

Si bien es cierto que la enseñanza presencial está cambiando y cada vez se utiliza una mayor cantidad de recursos digitales como apoyo, cabe preguntarse si las aplicaciones son capaces de sustituir por completo la enseñanza de un profesor.

“El hecho de que una aplicación funcione o no depende totalmente de la persona y como esta procesa la información. El resultado depende de la responsabilidad, el respeto y el tiempo que le dedicás a la lengua - argumentó Silvana Cortez, profesora de idiomas en el Instituto Cultural Argentino de Lenguas Vivas-. Conozco gente que aprendió un idioma a través de aplicaciones, pero considero que siempre es importante un profesor idóneo para sacarte las dudas y que acompañe el proceso”.

Verónica González, traductora de inglés, concuerda en que estas plataformas amplían la posibilidad de conectarnos con otras lenguas pero restringe su efectividad como herramientas autónomas. “Son un excelente complemento ante apuros o cuando necesitamos traducir palabras aunque, si querés aprender en serio, no hay nada mejor que el ‘cara a cara’ con un maestro, ya sea particular o en academias. Aprender otro idioma requiere de una comunicación y charla constante con otros”, comentó González.

Las aplicaciones pueden ser adecuadas para los estudiantes autodidactas pero a medida que los conocimientos se perfeccionan comienzan a quedar “cortas” en los niveles de estudio avanzados. “Hace tres años que utilizo una aplicación para reforzar mi francés y no olvidarme del vocabulario. Es una opción didáctica y con muchas herramientas pero no hay comparación con ir a clases e interactuar. En este momento empecé a ir a clases porque quiero seguir avanzando y con la app llegué a un punto de estancamiento”, explicó Paula Espinosa, estudiante universitaria de Ciencias Políticas.

En relación a este tema, muchos de los usuarios destacan que las herramientas son eficaces para aprender frases básicas pero, lo que proclaman como gratuito, al final requiere de una membresía de socio para obtener el 100% del contenido ofrecido.

“La aplicación que instalé no me sirvió, era muy lenta y carecía de varias explicaciones. En mi caso me hacía repetir como loro las mismas oraciones y, si quería aprender más tenía que pagar. Estoy a favor de las apps, pero las que son buenas requieren de membresías o cobran por un mayor servicio”, comentó Nicolás Cerasuolo, antiguo estudiante de japonés.

En síntesis, las aplicaciones móviles no son “el santo grial” del aprendizaje de idiomas. Lo mismo se les puede sacar provecho con una palabra mágica: constancia. Aunque, como recomienda Ángeles Suárez, profesora de italiano: “la mejor propuesta es utilizar aplicaciones multiplataformas que nos permitan combinar los ejercicios de una aplicación para celular con videos tutoriales en YouTube, actividades prácticas con corrección de ejercicios en un blog o una página web. La ventaja en este caso es que se accede a niveles avanzados sin necesidad de pagar y nos permite enlazar, gracias a los hipervínculos, canciones, videos y material multimedia que enriquece el aprendizaje de manera interactiva”.

Interactuar por chat

A la hora de practicar la oralidad, una alternativa común entre los hablantes de niveles avanzados son las aplicaciones de chats internacionales. Programas como “Hellotalk”, “HiNative”, “Tandem” y “Speaky” permiten, a través de una cuenta de usuario, la interacción con miembros nativos de esa lengua, otros estudiantes y la suba de contenidos gratuitos.

Pablo Agustín Cazutto comenzó hace tres meses a prepararse para el examen internacional de portugués Celpe-Bras y sostiene que lo mejor de estos chats es la capacidad de nutrirse también de la cultura y vocabularios informales. “Mi profesora me recomendó que practique la oralidad con películas, música y conversaciones casuales. Así es como encontré en la tienda de Android estos chats. Logré comunicarme con brasileños que se iniciaban en el español y me convertí en profesor de tiempo parcial. Hacemos videollamadas y sesiones de skippe los fines de semana”, mencionó Pablo.

las apps más utilizadas
La elección de las aplicaciones depende del sistema de aprendizaje que mejor se ajuste a nuestras necesidades. Existen apps como “Mosalingua” que se centran en soportes lúdicos con elementos como competencias grupales entre los usuarios y juegos por niveles, en cambio, hay otras que se enfocan en técnicas mnemotécnicas y la repetición de palabras como “Memrise” o presentan directamente las reglas gramaticales sin otro complemento interactivo. 
También, en la selección influye el factor económico, siendo “Duolingo” la aplicación gratuita que más se repite entre los usuarios tucumanos. En cambio, en el área de las herramientas pagas, “Busuu” es la red social más descargada porque le permite a los usuarios contactar con otros estudiantes y hablantes nativos. 
Por último, la tercera aplicación en la lista de mayores descargas es la multiplataforma “Babbel”, caracterizada por su posibilidad de entregar certificados oficiales a los estudiantes.
============24 H Cifras TIT (12160488)============
Aplicaciones para los chicos
Rubi Rei
Es un videojuego para aprender inglés. La protagonista se llama Bethany y debe superar una serie de retos y misiones “lingüísticas” para completar la aventura. 
The busuu kids 
La app está dirigida a chicos de 4 a 7 años para que, a través de juegos interactivos, aprendan nuevo vocabulario. 
Lingokids
Se trata de una plataforma de videos y audiolibros traducidos.

Las apps más utilizadas
La elección de las aplicaciones depende del sistema de aprendizaje que mejor se ajuste a nuestras necesidades. Existen apps como “Mosalingua” que se centran en soportes lúdicos con elementos como competencias grupales entre los usuarios y juegos por niveles, en cambio, hay otras que se enfocan en técnicas mnemotécnicas y la repetición de palabras como “Memrise” o presentan directamente las reglas gramaticales sin otro complemento interactivo. 
También, en la selección influye el factor económico, siendo “Duolingo” la aplicación gratuita que más se repite entre los usuarios tucumanos. En cambio, en el área de las herramientas pagas, “Busuu” es la red social más descargada porque le permite a los usuarios contactar con otros estudiantes y hablantes nativos. 
Por último, la tercera aplicación en la lista de mayores descargas es la multiplataforma “Babbel”, caracterizada por su posibilidad de entregar certificados oficiales a los estudiantes.

Aplicaciones para los chicos

Rubi Rei
Es un videojuego para aprender inglés. La protagonista se llama Bethany y debe superar una serie de retos y misiones “lingüísticas” para completar la aventura. 

The busuu kids 
La app está dirigida a chicos de 4 a 7 años para que, a través de juegos interactivos, aprendan nuevo vocabulario. 

Lingokids
Se trata de una plataforma de videos y audiolibros traducidos.

Comentarios