El perdedor de la final podrá evitar la premiación

21 Feb 2018

BUENOS AIRES.- La tensión va en aumento y más que un partido de fútbol comienza a parecer a un enfrentamiento bélico. La polémica salió del ámbito deportivo y se metió en terreno político. El presidente Mauricio Macri fue insultado por los hinchas de River en el Monumental y la situación crece como bola de nieve, día tras día, y puede resultar inmanejable. Mientras algunos sugieren reprogramar el superclásico para más adelante, los organizadores, anunciaron que el perdedor de la final no está obligado a permanecer en el campo de juego durante la premiación, como una forma de descomprimir tensiones. El partido es organizado por la empresa Santa Mónica y será televisado por TyC Sports.

El clima hostil se generó a partir de las quejas insistentes de River por malos arbitrajes y en especial de su entrenador, Marcelo Gallardo, quien sugirió “tener la guardia alta” tras destacar que Claudio “Chiqui” Tapia y Daniel Angelici, presidente y vice de la AFA, son simpatizantes de Boca. También el presidente “millonario”, Rodolfo D’Onofrio, terció en el tema y habló de “complot” contra River en la últimas horas.

Por el lado de Boca, allegados al entrenador Guillermo Barros Schelotto señalaron que el DT está muy molesto con la situación y que en los próximos días dejará asentada su posición, para alertar que desde el club de Núñez buscan “enrarecer” el clima previo para condicionar al árbitro del encuentro, que aún no fue designado.

En ese contexto, los organizadores del partido a jugarse en Mendoza indicaron que los equipos no están obligados a quedarse a la premiación. Sin embargo, señalaron que siempre recomiendan “recibir las medallas y aplaudir a los rivales en favor del espectáculo y la buena convivencia”. (Télam)

Comentarios