Los arbitrajes, en la mira - LA GACETA Tucumán

Los arbitrajes, en la mira

Elizondo reconoció que el índice de eficacia es muy bajo pero negó presiones del Gobierno

20 Feb 2018
1

DUDAS. Aunque son amigos y se reúnen habitualmente, no cayó bien que el “Mellizo” visite al presidente en Casa Rosada. infobae

BUENOS AIRES. El fútbol argentino está viviendo un clima enardecido. Las polémicas en los últimos partidos disputados por Boca, por San Lorenzo y por River tomaron tal magnitud que rompieron el cerco deportivo y alcanzaron a la esfera política. “Esta fecha de la Superliga fue crítica para los árbitros y nos obligará a tener una semana de replanteo y de reflexión” afirmó Horacio Elizondo, director de Arbitraje Nacional.

El ex réferi mundialista admitió que el arbitraje argentino no está pasando por su mejor momento. “El índice de eficacia es muy bajo; ya estamos evaluando qué hacer para la próxima fecha” expresó Elizondo.

Los máximos apuntados fueron Jorge Baliño -dirigió el partido entre River y Godoy Cruz- y Silvio Trucco -cometió gruesos errores en el encuentro entre San Lorenzo y Boca-. Elizondo asumió la responsabilidad por los malos rendimientos: “el máximo responsable soy yo; fui quien los puso en el sorteo calificado”. También admitió su deseo de incorporar el VAR a la Superliga.

Los cargos, las relaciones de poder y la exposición de los máximos dirigentes de la AFA no ayudan para calmar este clima. Es de público conocimiento la simpatía de Claudio “Chiqui” Tapia por Boca; Daniel Angelici no sólo es el titular de ese club, sino que también es vicepresidente primero de AFA y amigo cercano del mandatario, Mauricio Macri, quien presidió Boca durante el período más ganador del “Xeneize”. Como si esto fuera poco Guillermo Barros Schellotto visitó ayer la Casa Rosada, donde almorzó con Macri .

Un mes atrás, Marcelo Gallardo había declarado la necesidad de que River esté “con la guardia alta”, en atención a los cargos de Tapia y de Macri. Al finalizar el partido con Godoy Cruz agregó: “no voy a hacer declaraciones futbolísticas. Felicité a mis jugadores por haber empatado, por cómo estaba el partido podíamos perder por muchos goles; quiero creer que no hay nada raro”.

Estas declaraciones obligaron a Elizondo a responder. “No me junto en la Quinta de Olivos con Macri para saber que árbitro poner o sacar”, sentenció.

Alejandro Mazza, el asistente que validó el gol de Godoy Cruz, pidió perdón por sus errores en el “Monumental”. “Quiero pedir disculpas públicamente. En el entretiempo me di cuenta de que me había equivocado”, afirmó. Más allá de su autocrítica, consideró que el arbitraje está bien conducido y garantizó la honestidad de todos los árbitros.

Por el contrario, en una entrevista publicada en el diario Olé, Javier Castrilli opinó que la conducción arbitral no es la mejor. “Esto iba a pasar tarde o temprano; hay árbitros con vicios de formación, hay fallas en la detección de árbitros y en la elección de candidatos para la alta competencia”, arremetió “el sheriff”. Consideró, además, que la formación no debe estar tercerizada, sino estar a cargo de AFA.

Elizondo adelantó que se volverá a la designación sin sorteo, decisión que Castrilli estimó acertada porque, según opinó, deben dirigir los mejores.

El secretario general de la Asociación Argentina de Árbitros, Federico Beligoy, aceptó que el fin de semana fue malo, pero prometió que desde la entidad se redoblarán esfuerzos para revertir la situación. Beligoy se mostró comprensivo con el enojo del “Muñeco”, pero precisó que no comparte los dichos del técnico “millonario”.

El descontento de la gente encontró una conexión en todos los protagonistas del fútbol argentino, incluso en los políticos. El mal arbitraje en la cancha de San Lorenzo, dos semanas atrás, desencadenó que todo el estadio cantara en contra de Macri. Los insultos se repitieron el domingo, en la cancha de River; a tal punto que el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, que estaba en la platea, optó por retirarse, visiblemente incómodo. (Especial y Télam)

Comentarios