Mariana Baraj: “El ‘Cuchi’ y Violeta pintaron a sus pueblos”

La cantante ponderó la contundencia de los compositores. Disco con Fernando Barrientos

16 Feb 2018
1

DEFINICIONES. “Las canciones mueven nuestras fibras más íntimas y el concierto tiene climas distintos”. twitter @MarianaBaraj

“Cuchi-Violeta 100 años”, cuyos centenarios de natalicios se cumplieron hace unos meses, fue un proyecto que quedó plasmado en un disco grabado en vivo, de Mariana Baraj y Fernando Barrientos. “Han sido y son un faro de generaciones”, reseña Baraj durante una entrevista telefónica con LA GACETA.

Ambos se presentarán esta noche a las 22.30 en Oliverio Resto Bar, en Tafí Viejo (avenida Alem 501), como parte del festival de cultura de esa ciudad.

Gustavo “El Cuchi” Leguizamón nació el 29 de septiembre de 1917 en Salta, y Violeta del Carmen Parra Sandoval vio la luz cinco días después, el 4 de octubre de 1917, en el sur de Chile.

Mariana Baraj es cantante, charanguista y compositora; tiene ocho discos como solista, una extensa trayectoria artística y una voz que no pasa inadvertida de un amplio registro. Fernando Barrientos integra el dúo Orozco-Barrientos y también es compositor. “Han pintado de cuerpo y alma a sus pueblos”, asegura durante la conversación.

- ¿Por qué el “Cuchi” y Violeta?

- Es un homenaje a dos personas que son referentes, que nos marcaron y continúan marcando distintas generaciones. Quisimos atravesar sus universos, que tanto bien nos han hecho.

- ¿Qué marcas, en particular?

- Porque ambos han tenido un modo especial de manifestar sus obras. Dan la posibilidad de ser abordados desde diferentes lugares; sus trabajos están abiertos a nuevas lecturas e interpretaciones, lo que no es común. Quedaron como un faro, una huella imborrable. En ambos rige la intensidad, y la contundencia termina de unirlos. Sentimos que siempre puede haber una renovación y una reinterpretación. Es un gran cimiento sobre el que muchísimas generaciones han construido sus universos y con una gran vigencia; muchas de sus canciones podrían haber sido escritas hoy. Son artistas muy comprometidos con su pueblo.

- Poesía y música…

- Es una combinación; nos interesa la obra integral. El “Cuchi” tiene grandes composiciones y son de relevancia sus duplas con Manuel Castilla y otros. Soy una gran admiradora de Violeta Parra y me siento muy identificada con todo su trabajo de recopilación, que valoro mucho y siempre me interesó. Con Fernando comenzamos eligiendo cada uno las canciones de las que por diferentes motivos nos sentimos más cerca y a partir de ahí elegimos primero las que coincidían y luego fuimos probando hasta encontrar esas que nos quedaban mas cómodas por registro o por empaste y expresión de nuestras voces, que no son las mismas ni tienen el mismo alcance.

- ¿Cómo es la recepción de la gente ante temas tan conocidos?

- Son muy emocionantes porque son canciones que tanto al público como a nosotros mueven fibras íntimas y están ligadas a algún momento vivido. Es un concierto muy intenso donde estamos los dos cantando juntos casi todo el tiempo, salvo dos momentos donde quedamos solos. El concierto está pensando en que haya distintos momentos y con climas diferentes.

- ¿Qué dimensión le das a la música?

- Tanto yo como Fernando creemos en el poder transformador de la música, del arte en general. Más allá de una herramienta de transformación, es un elemento de curación, porque te conecta con cosas buenas. Esa es mi experiencia y la de mucha gente, pero el mensaje debe ser bueno y positivo; importan el compromiso y la responsabilidad del artista. Desde este punto de vista es que nos sentimos más comprometidos con las obras de estos compositores.

Comentarios