Un sector de la judicatura conserva su espacio en la Escuela Judicial

14 Feb 2018

La primera sesión del año del Consejo Asesor de la Magistratura (CAM) reveló los intereses y criterios contrapuestos que hay entre los estamentos así como las fracciones existentes en la judicatura. También reveló que, para esas diferencias, ningún lugar es desdeñable. La “ventana” para espiar estas posiciones difíciles de entrever en la rutina institucional se abrió al momento de resolver la integración del Consejo Académico de la Escuela Judicial del CAM. Luego de una disputa que no pudo ser resuelta por consenso, ganó la moción de un ala de la magistratura que, con esta victoria, conservó su preponderancia en la Escuela Judicial, institución que brinda capacitación costeada por los contribuyentes a los aspirantes a juez.

La discrepancia se desarrolló alrededor de la elección del representante académico. Marcelo Fajre, abogado de la capital, pretendía que tal silla fuera entregada a su colega, el constitucionalista Dante Mirra, en atención a que venía siendo ocupada por integrantes de la judicatura. Pero Elena Grellet, jueza de Concepción, propuso renovar el mandato a su par Augusto Ávila y reemplazar al suplente, el fiscal Edgardo Sánchez con Guadalupe Aiquel. Luis Cossio, juez de la capital, avaló esta moción. Pero, entonces Martín Tello, consejero suplente de los letrados del sur, planteó que la renovación del período debía concederse a la dupla de magistrados Ávila-Sánchez, y no tan sólo al primero.

La oferta de Tello generó el rechazo de Grellet, quien manifestó que Sánchez estaba concursando en el CAM (pretende ascender a camarista): “en pos del tan mentado principio de transparencia, nadie debe revestir la condición de consejero académico y de concursante”. Antonio Estofán, presidente del Consejo, dijo que no veía afectación a la transparencia y votó a favor de la propuesta de Tello. Lo mismo hicieron el legislador oficialista Roque Cativa, el legislador radical Fernando Valdez y el propio Fajre, quien dijo que se sumaba a la mayoría. El Consejo Académico quedó integrado por los vocales de la Corte Daniel Posse y Estofán (suplente); los jueces capitalinos Valeria Brand y Adriana Reinoso Cuello (suplente); los jueces sureños Malvina Seguí y Mario Velázquez (suplente); los legisladores Silvia Rojkés y Raúl Albarracín (suplente); los abogados capitalinos Dante Mirra y Luis Cecenarro (suplente), y los abogados sureños Mario Choquis y Eugenio Racedo (suplente).

Comentarios