Boca no tuvo juego y debió sudar la “gota gorda” para derrotar a Temperley de local

12 Feb 2018
1

VALIÓ TRES PUNTOS. Fabra festeja su centro-arco que terminó definiendo el partido contra el complicadísimo Temperley. telam

BUENOS AIRES.- Partido complicado, contra todos los pronósticos fue el que ganó Boca ayer. Nadie creía que Temperley iba a resultar un escollo tan difícil de dejar en el camino para el firme líder y último campeón del torneo de Primera. Pero el “Xeneize” sufre debido a la falta de juego colectivo, y esta no fue la excepción. Ganó 1 a 0 pero dejó muchas dudas.

Jugó mal Boca. Si bien los dirigidos por Guillermo Barros Schelotto fueron un poco más que el “Gasolero”, sufrieron demasiado para asegurar tres puntos de oro en su camino rumbo al título de la Superliga.

Fue victoria del local porque un centro de Frank Fabra terminó cerrándose más de la cuenta y quebró la resistencia del Josué Ayala, que pese a ello tuvo una gran actuación.

Si bien la victoria fue justa y el “Xeneize” se afianza en la cima, sus hinchas dejaron La Bombonera algo preocupados porque de no mejorar su nivel a Boca le resultará dificilísimo pelear la Copa Libertadores, el gran objetivo para este año, y la Supercopa que definirá contra River en marzo.

Este Boca parece una versión desmejorada de la del 2017. Extraña horrores a Fernando Gago y a Pablo Pérez. Ni Edwin Cardona ni Nahitan Nández logran reemplazarlos. Por eso, parece un equipo “largo”, que depende pura y exclusivamente de lo que puedan hacer sus individualidades en ataque. Para colmo, Cristian Pavón sigue en baja y ayer, Carlos Tevez estuvo apagado (falló un penal que él mismo fabricó, a falta de cinco minutos para el final del juego).

Pero ese zapatazo de Fabra le sirvió para sumar tres puntos y asentarse en el cima, de donde no se mueve desde hace mucho tiempo. Boca sudó la “gota gorda”, pero suma y sigue. (Especial)

comentarios