Músicos tucumanos al otro lado del mundo

23 instrumentistas del cuerpo artístico se perfeccionan y darán un concierto en la Universidad de Tel Aviv. Luego partirán a París.

11 Feb 2018
1

EN CLASE. Los violinistas, atentos a las premisas de la maestra, en un aula de la Universidad de Tel Aviv. ente cultural

“Acá son las 23 y ya no podemos salir porque ya es Shabat”, cuenta Penélope Albornoz, concertino de la Orquesta Estable de la Provincia, desde Tel Aviv a LA GACETA (en Tucumán eran las 18). Acababan de llegar al hotel tras un largo día de estudio en la Universidad de Tel Aviv.

La violinista integra un seleccionado de 23 músicos de cuerdas del cuerpo estable que partió en viaje de perfeccionamiento y a dar conciertos en la capital de Israel y en París.

“Hoy hemos tenido un día muy intenso; estamos muy emocionados, muy felices. Empezamos el miércoles y desde que llegamos cada músico toma clase con sus profesores por secciones por separado, es decir violines primeros y segundos, violas, violonchelos y contrabajos. En algunas clases estamos preparando las obras que tocaremos en el concierto, y maestros que tienen menos alumnos están trabajando temas generales de repertorio”, explica.

Asombrada por la escala de la universidad, Albornoz describe: tenemos clase en el campus, que es enorme y alberga muchas carreras en muchos edificios. Nosotros estamos en la Facultad de Música, en el conservatorio Buchmann-Metha. Tenemos clase matutina hasta el mediodía, almorzamos y seguimos trabajando a la tarde, para volver al hotel después de las 20, por lo que nos quedan pocas horas para conocer. Por supuesto que llegamos a la playa a meter los pies en el agua”.

“Algunos hemos tenido la oportunidad de trabajar con más de un profesor, lo cual es un lujo porque todos son docentes con mucha experiencia; nos dan muchos consejos acerca de cómo trabajar algunos detalles técnicos que nos van a servir no sólo para los conciertos que estamos preparando sino en nuestra carrera”, agrega.

Marili Bullion, funcionaria del Ente Cultural, destaca la generosidad de los maestros israelíes con una anécdota: “a uno de los músicos tucumanos se le desprendió el puente de la viola. En clase tenía que tocar unos pasajes complicados y el maestro le cedió su viola, un instrumento de doscientos años, para que tocara. Además le mandaron a arreglar el instrumento roto para que lo tuviera listo para el concierto”.

Orden de mérito

Los músicos que accedieron al viaje no son todas las cuerdas de la orquesta. Se hizo una selección y Albornoz, por ser la concertino de la orquesta ingresó directamente. Además actuó como veedora del concurso, a fines de diciembre, que permitió seleccionar a los viajeros, con un jurado integrado por Jeff Manookian, Luis Gorelik y Gustavo Guersman. La prueba incluía las obras que se interpretarían en los conciertos en el exterior. De ese grupo se estableció un orden de mérito.

Directores y repertorio

Los músicos ofrecerán un concierto el viernes al mediodía, en el Auditorio de la Universidad, bajo la dirección de Yoav Talmi (director titular y artístico de la Orquesta Sinfónica de Quebec) y del argentino Ezequiel Silberstein (director asistente de la Filarmónica de Buenos Aires).

“El maestro Talmi nos dirigirá en el Divertimento para cuerdas de Béla Bartok y en la Serenata para cuerdas de Piotr Tchaikovsky. Con Silberstein, que es egresado con honores de esta universidad, tocaremos la Suite Argentina N° 1 de Alberto Williams y un arreglo muy lindo de ‘Adiós Nonino’, de Ástor Piazzolla, con Mauricio Guzman en piano”, detalla Albornoz.

Después la delegación partirá a París, donde tomarán clases y ofrecerán conciertos con el mismo programa de Tel Aviv, dirigidos por Alejandro Hassan, en su debut como director titular al frente de los músicos de la Orquesta Estable de la Provincia.

En Esta Nota

París
Comentarios