Piden ayuda a la Nación por el caso “Barenbreuker”

Denunciantes criticaron al Poder Judicial local

07 Feb 2018
2

OTTO BAREMBREUKER

La apertura del juicio del caso “Lebbos” dio a víctimas del delito y denunciantes la oportunidad de exhibir sus reclamos ante los abogados y funcionarios del Estado nacional que acudieron a presenciar el acto (ver en esta edición). Entre los que aprovecharon la ocasión estuvo un grupo de damnificados por la constructora de Otto Barenbreuker, que abordó a Matías Garrido, director de Políticas contra la Violencia Institucional de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, en el pasillo del Palacio de Justicia. Las representantes Milagro Lastra Lobo y Patricia Saracco entregaron a Garrido los antecedentes del caso, y le dijeron que, pese a todas sus gestiones y esfuerzos, no había habido avances.

“Mientras esta provincia esté en manos de quienes está, tendremos corrupción e impunidad”, manifestaron Lastra Lobo y Saracco, que acusan a Barenbreuker de haber edificado con irregularidades y anomalías al amparo de sus vínculos con el poder político. La nota que pusieron en manos de Garrido es una copia de la que el 10 de noviembre habían dirigido al ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, Germán Garavano. En ese texto, 20 damnificados por el desarrollador inmobilario afirmaron que estaban cansados de esperar a la Justicia de Tucumán. “Las demoras, dilaciones y evasivas que hemos recibido de parte de quienes tienen la responsabilidad judicial de frenar las estafas, y de darnos la oportunidad de recuperar y disponer de nuestros bienes nos llevan a sospechar que existe una red de protección para Barenbreuker”, consignaron. Y dijeron que los afectados eran cientos de familias que habían invertido sus ahorros o vendido propiedades para acceder a los departamentos prometidos por la empresa. “Pero o bien nunca nos los entregaron o bien nunca obtuvimos el final de obra”, relataron. También precisaron que habían contado su caso a la prensa; a funcionarios municipales y provinciales; a legisladores y a los vocales de la Corte Suprema de Justicia de Tucumán. “Es un derrotero doloroso, que padecemos sin encontrar soluciones. Esperamos que el Gobierno nacional intervenga para garantizar el ejercicio pleno de nuestros derechos”, afirmaron.

Luego de oír a Lastra Lobo y a Saracco, Garrido les prometió que iba a plantear el asunto en Buenos Aires, y las instó a continuar luchando en los frentes judiciales e institucionales. “Es la cuarta vez que vengo a Tucumán, y lo seguiré haciendo para dar respaldo y contención a las víctimas”, dijo. Garrido asistió al juicio de Lebbos en compañía de los veedores de la Nación, Juan Roberto Robles y Ana Colombres Garmendia, pero, consultado por este diario, prefirió no hacer comentarios sobre la observación que lleva adelante su Secretaría de Derechos Humanos en la Justicia provincial.

Comentarios