Cerraron dos campings porque la gente se metía al río Loro

Ayer funcionaban tres de los cinco campings ubicados a la orilla del Río; la Policía recorría la zona impidiendo que se bañasen, por los peligros de la crecida

05 Feb 2018

Al costado del cauce del río Loro hay ubicados cinco campings que suelen ser los favoritos durante los fines de semana calurosos. Pero esta vez desilusionaron a sus visitantes. “El portero indica a la gente cuando ingresa que está prohibido bañarse; si no van a cumplir esa norma, que no se queden”, indicó con firmeza Julio, encargado de uno de los paradores. “El agua viene muy fuerte, si se meten corremos el riesgo de que les pase algo. Entonces, para pasar una jornada tranquila hay que hacer caso a las recomendaciones”, subrayó.

El pedido de precaución y especial cuidado de no bañarse en el río fue una condición que el operativo policial había impuesto a los campings que acompañan el cauce. Dos de estos lugares fueron cerrados por no cumplir con las pautas. “Fuimos a los campings, uno por uno, haciendo las recomendaciones pertinentes, pedimos que no se metan al río. Volvimos después de un tiempo y corroboramos que la gente hizo oído sordo a lo que dijimos. Muchos eran padres con hijos chicos. El agua viene con una fuerza impresionante, hay que ser más conscientes y maximizar los cuidados. Por eso cerramos dos de estos establecimientos. Los que funcionan es porque tomaron en cuenta las previsiones”, informó Raúl Brizuela de Policía Lacustre.

En Esta Nota

El Cadillal
Comentarios