La marea deja sin agua a los principales canales de Venecia

El caudal alcanza, en promedio, los 60 centímetros en las principales vías de la ciudad Los clásicos gondoleros de la ciudad no pueden circular. Extraño fenómeno en la ciudad emplazada en un archipiélago.

03 Feb 2018
1

VENECIA SIN AGUA. La mayoría de los canales del casco histórico de la ciudad se volvieron innavegables. metro.co.uk

VENECIA.- Góndolas encalladas, canales barrosos y dificultad para trasladarse. El aspecto de Venecia ha cambiado drásticamente a raíz de una repentina marea baja que modificó el aspecto típico de la ciudad principal de la región del Véneto, al norte de Italia.

Los principales canales de Venecia se encuentran casi secos o con un caudal insuficiente para navegar. Los medios locales atribuyen la sequía a fenómenos astronómicos, aunque también lo achacan a “la negligencia con la que se ha mantenido el centro histórico durante al menos un siglo”.

De acuerdo con las previsiones climáticas del servicio de mareas del ayuntamiento de la ciudad italiana, en estos días los niveles de agua llegan a niveles mínimos y -en promedio- sólo alcanzan los 60 centímetros. Muchos canales del centro histórico se encuentran completamente sin agua, dejando una postal totalmente contrastante a la clásica imagen de los paseos turísticos en góndolas.

Además de ser un problema para el sector turístico, la baja marea dificulta el tránsito por los canales y, en consecuencia, las labores de los servicios de emergencia, según cita el diario ElPaís.com. Un portal local, La Nuova Venezia, aclara: “Hay que pensar que todos los vehículos de emergencia y rescate las hidroambulancia o las lanchas de bombero deben moverse rápidamente a lo largo de los canales de la ciudad”. El periódico también apunta a los malos olores que se generan por el agua estancada y el barro.

Aunque estos fenómenos son poco frecuentes, las alertas en Venecia normalmente se activan por la altas mareas, sobre todo en el invierno, y no por las bajas. El fenómeno es conocido como el “acqua alta” en dialecto.

En 2008, la ciudad sufrió las peores inundaciones en 22 años cuando el nivel del agua subió hasta los 1,56 metros, anegó la plaza de San Marcos, las tiendas y muchas calles peatonales, y fueron suspendidos los taxis acuáticos y el servicio público del vaporetto (el popular autobús acuático municipal). Sin embargo, el peor embate climático que padeció la ciudad ocurrió el 4 de noviembre de 1966. Entonces, el mar Adriático se alió con el viento y la lluvia de una tempestad sin precedentes que tapó Venecia bajo casi dos metros de agua.

Con una particular geografía por estar construida sobre un archipiélago conformado por 118 islas pequeñas unidas entre sí por 455 puentes, es una de las ciudades más costosas del viejo continente. Su constitución hace que el nivel del agua, suba o baje, afecte el trajín diario. (ESPECIAL)

En Esta Nota

Italia
Comentarios