Sólo uno de los ocho carteles led que indican el estado del tránsito cumple su función

Tienen luces quemadas o directamente están apagados. Un especialista señala que es una tecnología que no está bien usada.

01 Feb 2018

En la ciudad de San Miguel de Tucumán hay ocho paneles de mensajería variable que deberían indicar el estado del tránsito en tiempo real. A pesar de su utilidad para los conductores, de su color naranja flúo y de haber sido inaugurados por el municipio capitalino ya hace tiempo (en 2010), no han llamado la atención de la mayoría de los tucumanos. “No sé de qué carteles me estás hablando”, dijo Hernán Campos, un joven taxista, que después de empezar el recorrido con el equipo de LA GACETA y toparse con uno de los carteles mencionados sonríe. “Ahhh, ya sé cuáles son. Pero yo no les llevo el apunte, porque nunca dicen nada; sólo que usés casco o cinturón”, añadió.

Cuatro de los paneles están ubicados en el acceso al microcentro y el resto, en las cuatro avenidas principales. Además de la falta de información útil para quienes manejan -como señala Campos-, dos de esos carteles no funcionan hace tiempo (están apagados); cuatro tienen algunas luces quemadas, por lo que el mensaje aparece incompleto; y a uno el follaje del arbolado urbano le quita visibilidad. Sólo un cartel está completo y resalta por su fuerte color, aun de día, y con buena ubicación: en la intersección de las avenidas Belgrano y Mitre.

La función de un panel de mensajería variable es transmitir en tiempo real alertas o información a los conductores sobre el tránsito. Es un cartel electrónico basado en tecnología led de alta luminosidad y larga duración, con la particularidad de que sólo puede leerlo el conductor que circula de frente y puede verse de día y de noche; además debería ser dinámico, es decir, que el texto pueda modificarse de ser necesario desde un centro de control conectado al panel. En el caso de los de la capital, los dispositivos se conectan con la Central de Comando de Tránsito, ubicada en Lavalle y 9 de Julio.

“Los mensajes transmitidos desde la central se escriben teniendo en cuenta el tiempo de duración del acontecimiento y el peligro que significan”, dijo Javier Pérez, integrante del departamento de Semáforos de la Subsecretaría de Tránsito. Y da un ejemplo: “en Tucumán hay protestas fijas que ya son conocidas por todos, como la marcha de los miércoles de los jubilados. En lugar de transmitirlo a los carteles, avisamos a los agentes de Tránsito y ellos los hacen abandonar la calle o se ubican una cuadra antes para desviar a los automovilistas. La protesta dura poco tiempo y por eso no lo vemos como un inconveniente que dificulte el tráfico”.

24 DE SEPTIEMBRE. El panel está apagado por falta de mantenimiento.  

Pérez trabaja desde hace tres años en el Departamento de Semáforos y durante seis horas controla y regula el funcionamiento de las señales de tránsito.

Tecnología importada

“En moto use casco siempre” es uno de los mensajes que se repite en todos los paneles y forma parte de una lista de casi 10 comunicaciones viales -así se llama el mensaje- que buscan concientizar y educar al conductor respecto de la seguridad vial. “Velocidad max. av. 60 km”, “Menores atrás con cinturón”, “En giro prioridad del peatón” son otras de las frases transmitidas.

AVENIDAS BELGRANO Y MITRE. Es el único que funciona; sus letras son de color naranja intenso.  

Pero la comunicación acerca de eventos que complican el tránsito es las que menos se ve, salvo que sea prolongada. Este es el caso del corte por reparaciones de San Martín y 25 de Mayo (a una cuadra se está construyendo la nueva peatonal Muñecas), que se transmite en los paneles de las avenidas Belgrano y Mitre y en el del monumento al Bicentenario (pasaje Centenario y avenida Mate de Luna).

“Los carteles son informativos y sirven para que el conductor tome las precauciones correspondientes. Que no los vean no significa un riesgo. Además, el objetivo del proyecto es mejorar el flujo de circulación de vehículos”, explicó Juan Giovanniello, subsecretario de Tránsito de la Municipalidad de San Miguel de Tucumán. “Es una tecnología que funciona muy bien en otras partes del mundo, por lo tanto también consideramos que es muy útil para los tucumanos”, agregó el funcionario.

25 DE MAYO AL 400. El panel que está a mitad de cuadra se encuentra cubierto por las ramas de los árboles.  

Sobre los paneles que no funcionan, Giovanniello fundamentó que en los primeros días de enero se realizó la licitación para buscar qué empresa se haría cargo del mantenimiento de los semáforos y de los paneles de mensajería variable. Por ello -sostuvo- recién se están realizando reparaciones.

Además existe otro problema, confesó el funcionario: los repuestos de las luces no son fáciles de conseguir, porque son productos importados.

Sólo 30 caracteres

Si armar un tuit de 280 caracteres parece una tarea difícil, en la Central de Comando de Tránsito deben informar lo que sucede con el tráfico en sólo 30 caracteres. Sucede que el panel de mensajería variable admite tres líneas; y una línea equivale a sólo 10 letras (teniendo en cuenta que los espacios también cuentan como tales). Por ello, la información que se transmite debe ser precisa y comprensible en un espacio acotado.

Comentarios