Una competencia que es como el Mundial de fútbol

30 Ene 2018
1

SEGUNDA VEZ. Instinto Puro (la academia de Gon y Bella) es bicampeón. .

“Esta competencia es como el Mundial de fútbol, es lo máximo que tenemos. Vamos con ese nivel de motivación, súper preparados para dar la mejor imagen y la mejor performance. Necesitamos buenos trajes, porque sería lo mismo que decirle a un futbolista que no tenga botines”.

Así ejemplifica Gonzalo Valdés la experiencia en los World Latin Dance Cup junto a Anabella Paulucci y la academia Instinto Puro, donde obtuvieron los campeonatos mundiales amateur de salsa y bachata.

La bailarina resalta que se presentaron en esa categoría porque son todos alumnos, que tienen mucha pasión por el baile pero ninguno se dedica 100% a bailar. “No somos todos profesionales, pero sí todos empezamos como alumnos. Queremos que se animen, muchos nos dicen que el baile termina siendo su terapia y las preocupaciones y el estrés pasan a un segundo plano”, señala Bella (tal su apodo).

Valdés (conocido como Gon en el ambiente) destaca: “se forma un círculo social muy lindo; en la escuela tenemos desde niños de 10 años hasta mayores de 60 y no hay ningún tipo de drama. Lo que más cuesta es abrir la mente, pero hay que animarse porque el arte libera, sana y cura”.

- ¿Hace cuánto se dedican al baile?

- (Bella) Formamos nuestra academia en 2013 y no paramos. Con Gon tuvimos la oportunidad de viajar a Europa y ganar el Bachata Star en Londres al año siguiente. Después quisimos que nuestro grupo también viva la experiencia de competir a nivel internacional, y en 2016 viajamos por primera vez al World Latin Dance Cup, donde nos consagramos campeones como equipo. El año pasado volvimos a participar y nos anotamos en varias categorías; subimos al podio en siete de ellas. El logro fue muy grande, estamos muy satisfechos de lo que conseguimos.

-¿Cómo quedás seleccionado para participar en el Mundial?

- (Bella) Superamos una eliminatoria provincial y otra nacional para llegar al campeonato mundial.

- (Gon) Cada vez hay más bailarines tucumanos que puedan salir del país y mostrarle al mundo lo que hacen. En el mundial la delegación argentina tuvo una participación muy buena, fue uno de los países que más premio se trajo a base de mucho sacrificio y esfuerzo y de muchísimo ahorro para poder costear todo lo que se necesita. Lo más importante que queda de estas competencias son las relaciones sociales: conocés gente de otros lugares que hace exactamente lo mismo que vos y aprendés de sus realidades, lo que te permite valorar lo que conseguís.

Comentarios