El agua llegó a todas partes: destruyó una de las rutas de El Cadillal y una obra reciente de Tafí Viejo

Las lluvias no cesan y Tucumán continua en alerta.

29 Ene 2018

Ayer El Cadillal se reconfirmó como atractivo turístico. Pero esta vez no lo fue ni por el lago, ni por los deportes náuticos, ni por lo impactante de sus paisajes, sino porque el temporal que castiga a la provincia desde el viernes provocó una inusual crecida del río Loro y, como consecuencia, el curso de agua se “comió” media calzada de la ruta 347. Por eso, y por el riesgo de nuevos derrumbes, el camino está cortado hasta nuevo aviso.

Alrededor de las 4.30 de ayer, en plena tormenta, la guardia de seguridad de la usina hidroeléctrica sintió un ruido atronador. Es que, a menos de 100 metros del edificio generador de energía el río Loro había socavado el terraplén que sostiene la ruta, que terminó con media calzada derrumbada. Para evitar accidentes, el tránsito quedó cortado.

Para ver lo que se constituyó como un fenómeno, por lo poco visto de la bravura del río, varios tucumanos se fueron ayer hasta la villa turística a mirar con sus propios ojos lo ocurrido. Sólo una persona era la encargada de detener a los conductores: un policía que custodiaba la usina. “Lo ideal sería que hubiera una consigna en cada lado del corte, porque llegan de los dos lugares. Yo trato de detenerlos, pero hay gente que pasa igual”, dijo el uniformado que estaba de guardia ayer a la tarde.

Caminos en problemas

“Es algo atípico. Creo que sucedió algo similar hace unos 15 años, no es algo que pase con frecuencia”, explicó Ricardo Abad, titular de Vialidad de la Provincia, en diálogo con LA GACETA.

“No es un camino que, estando cortado, perjudique a mucha gente. Es un circuito y, por lo tanto, se puede llegar de un lado o del otro”, dijo el funcionario y explicó que su reparación no debería ser una tarea complicada. “Hay que esperar que baje el agua, reconstruir el terraplén y volver a hacer la calzada. Es algo sencillo”, destacó, aunque no pudo precisar cuándo se podría rehabilitar el tránsito.

Tafí Viejo

Las lluvias también arruinaron el acceso a Tafí Viejo, un tramo que había sido repavimentado e inaugurado en septiembre pasado, tras años postergaciones y demandas por parte de los vecinos. El derrumbe de la calzada se produjo sobre la avenida Constitución (ruta 315), una zona muy transitada y acceso obligado de varios countries y barrios de esa localidad. La situación encendió el malestar de los taficeños, que se manifestaron en las redes sociales por una reparación que duró cinco meses.


El alerta, hasta el jueves

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN), dispuso el alerta meteorológica en toda la provincia y se anuncian lluvias y tormentas, que se extenderían hasta el jueves. Hasta ese día se esperan condiciones de inestabilidad con mejoras temporarias.

Comentarios