El PEN ratifica que las paritarias deberán cerrar en un 15% para lograr la meta fiscal

“Es la meta de inflación que pensamos cumplir”, sostuvo Cabrera; contra la cláusula gatillo.

27 Ene 2018

BUENOS AIRES,- El ministro de Producción, Francisco Cabrera, consideró ayer que las discusiones paritarias deberían cerrarse en torno del 15% de incremento salarial, porque esa es la pauta inflacionaria que el Gobierno nacional estima para este año. No obstante, aclaró que no habrá injerencia oficial y que las tratativas se harán de manera sectorizada.

Desde la ciudad suiza de Davos, donde permanece para asistir a una reunión de la Organización Mundial del Comercio (OMC) y, desde allí, viajar la semana próxima a Bruselas, Cabrera sostuvo que “las paritarias deberían estar alrededor del 15%”. “Es la meta de inflación que pensamos cumplir”, sostuvo el funcionario.

No obstante, aclaró: “las negociaciones salariales se hacen entre privados”. “No es lo mismo en un sector de altísima productividad que en otro con bajísima productividad”, ejemplificó el ministro sobre la posibilidad de que haya rubros que obtengan mejores porcentajes de aumentos salariales.

Con ese argumento, consideró “un error” hablar de las discusiones paritarias “en términos generales y no hablar de sectores”.

En tanto, al ser consultado sobre el rechazo que desde algunos sectores gremiales ya anticiparon a eventuales propuestas salariales del orden del 15% para el 2018, el ministro de Producción insistió con su confianza en que se logrará “cumplir con esa meta de inflación”.

Rechazo inicial

En Buenos Aires, en tanto, el secretario general del Sindicato Único de Trabajadores de la Educación (Suteba), Roberto Baradel, consideró que sería “irrisorio” y una muestra de la persecución oficial hacia los trabajadores que las paritarias docentes, se cierren en un 15% y sin posibilidad de actualización durante el año.

Además, volvió a reclamar a las autoridades bonaerenses que convoquen cuanto antes a los gremios docentes para dar más tiempo a la negociación, previo al inicio del ciclo lectivo, aunque entendió que el Gobierno provincial “ha elegido dilatar los tiempos”.

Así, salió al cruce de la posibilidad de que la propuesta que formule la gestión bonaerense en el marco de las paritarias docentes sea de un aumento del 15%, distribuido en cuatro cuotas y sin cláusula gatillo.

“Las consultoras privadas, que avalan la política económica del gobierno, plantean que la inflación de este año va a ser de un 19%. Otras hablan de un 23% o un 25%. Si el ofrecimiento fuera del 15% sería que hay un ensañamiento con los trabajadores”, respondió Baradel al ser consultado respecto a esas versiones. En este sentido, sostuvo que, si se confirmara que esa es la oferta, sería “algo irrisorio” porque significaría “un sueldo a la baja” que implicaría que los docentes seguirían “perdiendo poder adquisitivo”. “En el salario inicial, un aumento como el planteado sería de poco más de $ 500, algo irrisorio, que rechazaríamos de plano”, ejemplificó el titular del gremio educativo mayoritario.

Ya el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, había dicho que sería implacable con el cumplimiento de las metas de inflación para este año. “Cuando uno está en un proceso de desinflación, la política es muy dependiente de los acuerdos salariales; en el 2017 la manera que se encontró fue la ‘cláusula gatillo’, que tiene un costo que genera más inercia y más indexación. Si pudiéramos ir hacia acuerdos nominales sería más fácil el proceso de desinflación”, aclaró. (Télam)

Comentarios