Las finanzas online llegaron para quedarse

Las innovaciones no han dejado de crecer.

22 Ene 2018
1

Mucho se puede hablar de lo que el 2017 nos dejó en términos de política, nuevas regulaciones, índices de inflación, estabilidad del dólar, crecimiento / decrecimiento de la economía, y las perspectivas que encontraríamos ante el panorama de la Argentina serían variadas - hasta infinitas. Pero existe un factor del mercado sobre el que indiscutiblemente todos haríamos el mismo balance: el acelerado crecimiento que experimentaron las empresas que conjugan finanzas y tecnología.

¿Qué son las fintech? Podrán todavía preguntarse algunos, pero ya no todos. Porque el desarrollo del mercado argentino de finanzas online evolucionó a pasos agigantados, con innovaciones que van desde la creación de bancos online, hasta aplicaciones que permiten realizar transacciones sin necesidad de tener una cuenta bancaria, pasando por nuevas monedas digitales y el DEBIN (Débito Inmediato). Y sin dejar afuera a los créditos 100% online que en cuestión de minutos permiten acceder a dinero en forma fácil y segura, hasta con una tasa del 0% en el primer préstamo en algunos casos.

Es que el mismo Banco Central - más allá de la visión de negocio de las empresas - reconoció que en nuestro país existían necesidades insatisfechas entre los usuarios financieros y en ello puso gran parte de sus esfuerzos con un doble objetivo: la inclusión sostenible de la cuota de mercado excluida del sistema y el crecimiento del crédito en el país. Y detrás de ello llegó la determinación de no regular las operaciones de las fintech, para impulsar su rentabilidad, y la creación de las Mesas de Innovación Financiera, novedades que pusieron en jaque a la banca tradicional, que se vio amenazada por un nuevo modelo de negocio con una creciente cuota de mercado que antes le pertenecía.

La creación de la primera Cámara Fintech Argentina es otro factor clave con el que podemos medir el desempeño del sector, constituida como la primera institución tendiente a liderar el proceso de transformación de los servicios financieros en nuestro país, el cual corre detrás de las tendencias del mundo.

En este sentido, si bien son múltiples los factores sobre los que se deberá trabajar para estar al día con los estándares internacionales, entre ellos: la educación financiera, la reducción de costos al consumidor y la seguridad transaccional, las proyecciones de funcionarios y empresarios avizoran para el 2018 un terreno favorable, cargado de novedades, nuevos jugadores y un número cada vez mayor de clientes que apuestan por finanzas sustentables.

Comentarios