Submarino desaparecido: una tucumana espera a su hijo a la orilla del mar

Victoria Morales es madre de Esteban García, un submarinista tucumano que está desaparecido desde hace casi tres meses junto al resto de la tripulación del ARA-San Juan. “Somos 44 familias desesperadas”.

21 Ene 2018

Mar del Plata hoy es una ciudad de contrastes. Por un lado, miles de personas eligen “La Feliz” como destino de vacaciones. Tras un año de esfuerzos, ansían llegar a las playas para bañarse en sus aguas. Por otro lado, sin embargo, hay gente que vive una suerte de “encierro” desde hace más de dos meses en la ciudad costera. Gente que prefiere ni asomarse al océano. Victoria Morales está en este último lote.

Ella es madre de Esteban García, uno de los dos submarinistas tucumanos desaparecidos en el ARA San Juan. “Yo no puedo estar frente al mar, no quiero ni me atrevo a abrir las cortinas porque se ve el mar. No lo quiero ver por el momento, porque antes me asomaba y le decía que me lo entregue (a Esteban)”, reveló, con la voz quebrada, en diálogo con LA GACETA.

Morales se encuentra en Mar del Plata desde antes de la desaparición del submarino, ocurrida el 15 de noviembre. Actualmente se hospeda, junto a su marido, en el hotel “Tierra del Fuego”, perteneciente a la Dirección de Salud y Acción Social de la Armada.

Según explicó, el Estado nacional les provee, además del alojamiento, atención psiquiátrica, las comidas y los medicamentos que precisa para su diabetes e hipertensión. Por su estado de salud, no está instalada en la Base Naval junto a las demás familias de los tripulantes de la embarcación perdida.

“Se quedan allí por la impotencia de no saber qué hacer, por la espera de respuestas inmediatas”, aseguró. “Yo necesito que sigan buscando a mi hijo, no me interesa lo demás. Seguiremos aquí, luchando. No sé hasta cuándo, es como una pausa; una pausa con dolor que no termina nunca. Ahora, mi momento y mi lugar es acá (en Mar del Plata). Yo no abandonaría a un hijo”, relató.

El pedido

Al igual que los demás allegados de la tripulación, Victoria pide más embarcaciones para buscar al ARA San Juan. “Nos hablan de presupuesto, nos hablan de tiempo, nos hablan de que hay que analizar las propuestas de los equipos que estamos pidiendo. Acá, en realidad, ellos tendrían que haberse ocupado mucho antes de este tema porque la ayuda internacional iba a ser por 15 días y no hicieron nada por contratar empresas (de búsqueda) de otros países antes que ellos se vayan. Los días pasan y pasan, y esa es nuestra desesperación y disconformidad”, se quejó.

Hasta la semana pasada, sólo tres naves continuaban las operaciones de rastrillaje: dos nacionales y el Yantar ruso, que no se retiró por pedido de los familiares al presidente ruso, Vladimir Putin. Según consignó Morales, ayer zarpó la corbeta ARA Robinson con cuatro familiares. Partió desde la Base Naval de Puerto Belgrano, cerca de Bahía Blanca, para unirse a las operaciones de búsqueda.

La tucumana apunta contra el Gobierno nacional por el “abandono” sufrido ante la situación. Si bien sostuvo que no cuentan con embarcaciones preparadas para realizar la búsqueda, aclaró que lo que ellos piden es la incorporación de aquellas que estén dispuestas a colaborar.

“Tenemos el Angelescu (del Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero), que está en Buenos Aires, y el Austral (del Conicet), que está en Mar del Plata. Necesitan la firma del ministro de Defensa (Oscar Aguad) y del presidente (Mauricio Macri) para que puedan salir, pero no la dan”, explicó.

“Como el Angelescu es nuevo, si sale a patrullar tiene que tener un respaldo por si las dudas se rompiese algo; por eso debe tener la firma de las autoridades. Nosotros clamamos por esa firma, clamamos para que vengan el Presidente y el señor Aguad y no se hacen presente ninguno de los dos”, agregó. “Mientras analizan, nosotros seguimos sufriendo, con la agonía permanente, la desazón y el desconcierto”, indicó.

También contó que leyó la noticia en la que Macri llama a Walter Monzón, el hombre que rescató a una niña en el Río Gastona, al sur de la provincia. “Nosotros venimos pidiendo una respuesta de él y no, ninguna videollamada ni nada. Mandamos videos, mandamos cartas, mandamos clamor. No somos piqueteros, no queremos ir a hacer desastre”, expresó Morales.


La rutina

A las 10 de la mañana, todos los días, las personas cercanas a la tripulación del ARA San Juan reciben un parte oficial de la Armada sobre el operativo de búsqueda. “Yo le llamo el parte que no parte, porque hay momentos que está solamente el Yantar buscando y hay momentos en que sólo alguna de las otras naves”, describió Victoria.

“De Justicia mucho no entiendo, sí sé de sentimientos y cuánto me duele estar acá. Pero yo quiero que se investigue y, si hay culpables, que paguen. No señalo a nadie en particular, pero sí, sí hay culpables: gente que lo mandó (al submarino) sabiendo que no estaba en condiciones de salir”, indicó la madre de Esteban García.

Victoria sostiene que hicieron “una gran familia” entre todos los allegados de los tripulantes perdidos. “A mí me dicen ‘la Vicky de Tucumán’”, contó. “Obviamente, como en toda familia, hay distintas maneras de pensar y puntos de vista. Pero estamos todos unidos, luchando y tirando para un mismo lado. Estamos conteniéndonos mutuamente y tratando de, cuando uno flaquea, levantarlo”, relató.

Morales asegura que continúa esperando a su hijo. “Hay momentos y momentos, hay situaciones y situaciones. Hay momentos que pongo los pies sobre la tierra y… ya te imaginás lo que pienso. Y hay momentos que veo la cara de otras personas que me dicen ‘¡vamos Vicky que vos podés, vamos a seguir luchando, vamos a seguir que van a volver!’”, dijo.

“A mi Tucumán querido: no nos dejen de apoyar; especialmente a la prensa, que no se olviden porque por momentos nos sentimos desamparados. Teníamos todas las cámaras en la puerta, ahora tenemos que convocarlos. Quiero que se mantenga vigente, porque son 44 vidas, son 44 familias que estamos desesperadas sufriendo”, pidió Victoria; quien además agradeció la convocatoria realizada en la Plaza Independencia al cumplirse los dos meses de la desaparición del submarino.

“No somos los mismos de antes, es llanto en cada momento, impotencia, bronca. Esa es nuestra triste realidad. Yo no tendría que estar en un hotel, sino en la casa de mi hijo con él, disfrutando”, se lamentó. A pesar de todo, Victoria, madre también de otros dos hijos, deja para el final un halo de esperanza: “lo estoy esperando todavía, y lo voy a seguir esperando con vida”.

Un mural para homenajear
Los familiares de la tripulación fueron invitados a poner sus manos en la pintura
Victoria Morales, madre de Esteban García - uno de los tucumanos desaparecidos en el ARA San Juan desde el 15 de noviembre -, vivió momentos muy emotivos en la jornada de ayer. Junto a su marido y los demás familiares de los tripulantes, fue invitada a imprimir sus manos en un mural realizado por Rubén Alonso a dos cuadras de la costa en Mar del Plata. “Lloramos todos y la gente que pasaba por el lugar nos pidió permiso para poner sus manos”, contó. No es el primer mural realizado en homenaje al submarino perdido: hay ejemplares en Rosario, Caleta Olivia (ciudad donde se investiga la desaparición de la nave) y Villa Ángela.
Pedro Martín Fernández  
El comandante del submarino es el otro tucumano desaparecido
Pedro Martín Fernández estaba al mando del ARA San Juan al momento de su desaparición. Pasó su infancia en el barrio Echeverría, cursó sus estudios secundarios en la escuela Normal y continuó su formación militar hasta alcanzar el grado de capitán de fragata. Padre de tres hijos adolescentes, Fernández se mudó, junto a su familia, hace casi una década a Mar del Plata. “Era su último viaje en el submarino”, había revelado su madre, Emma Juárez, en noviembre. 

Un mural para homenajear

Los familiares de la tripulación fueron invitados a poner sus manos en la pintura



Victoria Morales, madre de Esteban García - uno de los tucumanos desaparecidos en el ARA San Juan desde el 15 de noviembre -, vivió momentos muy emotivos en la jornada de ayer. Junto a su marido y los demás familiares de los tripulantes, fue invitada a imprimir sus manos en un mural realizado por Rubén Alonso a dos cuadras de la costa en Mar del Plata. “Lloramos todos y la gente que pasaba por el lugar nos pidió permiso para poner sus manos”, contó. No es el primer mural realizado en homenaje al submarino perdido: hay ejemplares en Rosario, Caleta Olivia (ciudad donde se investiga la desaparición de la nave) y Villa Ángela.

Pedro Martín Fernández  

El comandante del submarino es el otro tucumano desaparecido



Pedro Martín Fernández estaba al mando del ARA San Juan al momento de su desaparición. Pasó su infancia en el barrio Echeverría, cursó sus estudios secundarios en la escuela Normal y continuó su formación militar hasta alcanzar el grado de capitán de fragata. Padre de tres hijos adolescentes, Fernández se mudó, junto a su familia, hace casi una década a Mar del Plata. “Era su último viaje en el submarino”, había revelado su madre, Emma Juárez, en noviembre. 

En Esta Nota

Submarino ARA San Juan
Comentarios