Aúnan esfuerzos para luchar contra las langostas

“Por la capacidad migratoria de la plaga es necesario lograr acuerdos”, afirmó Héctor Medina, coordinador del programa nacional. Varias localidades tucumanas y santiagueñas se vieron afectadas por la plaga de langostas. El Senasa y los productores monitorean lo que sucede en Catamarca.

21 Ene 2018
1

MOMENTO ÓPTIMO. Según especialistas, es la ocasión oportuna para controlar la plaga de langostas en los campos. .

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) continúa los trabajos junto a productores e instituciones públicas nacionales y provinciales para el control de la plaga de langostas (Schistocerca cancellata serville) en las provincias de Tucumán y Santiago del Estero, mientras que en Catamarca se realizan monitoreos permanentes sin haberse detectado recientemente presencia de plaga.

Argentina cuenta con un Programa Nacional de lucha contra la plaga de langosta con más de 100 años de actividades. Tiene, además, el apoyo constante de expertos internacionales, participa de la planificación de acciones entre países de la región, y ejecuta los lineamientos a nivel local a través de un trabajo en conjunto con las provincias, municipios, comunas y productores.

Héctor Medina, a cargo de la coordinación del programa Nacional, resaltó sobre la estrategia nacional: “teniendo en cuenta la capacidad migratoria de la plaga es necesario lograr acuerdos, mejorar la comunicación y afianzar el trabajo conjunto entre las provincias afectadas, más aún en aquellas que comparten áreas limítrofes y fronteras”.

Las localidades más afectadas por la plaga son La Cocha, Simoca, Graneros, Burruyacú, Leales y Trancas (Tucumán) y Río Hondo, La Banda, Jiménez y Pellegrini (Santiago del Estero). En esos lugares fue detectada la presencia de ninfas en su último estadio, langostas voladoras jóvenes en baja densidad y núcleos de tucuras. Hasta el momento no se registró aún la formación de mangas voladoras.

“Estamos en el momento óptimo para el control de la plaga. El objetivo es bajar la densidad poblacional y evitar el agrupamiento de las langostas. Por eso desde el sector público seguimos trabajando junto a los productores en ese camino”, dijo el Director del Centro Regional NOA Sur de Senasa, Carlos Grignola.

Las tareas de monitoreo y control son constantes por parte del Senasa, ministerios de Producción de Tucumán y Santiago del Estero, el INTA y los productores junto con los entes sanitarios y asociaciones rurales. El Organismo prioriza para los lugares fiscales, caminos, vías férreas y el auxilio a pequeños productores que no poseen la infraestructura para el control de la plaga.

“Destacamos el compromiso y la colaboración de los productores para realizar controles en sus campos, siendo primordial su rol en el manejo de la plaga para limitar el avance de la langosta. Reiteramos también que es fundamental denunciar cualquier sospecha de presencia del acridio”, expresó el coordinador de Protección Vegetal del Centro Regional NOA Sur de Senasa, Rafael Rodríguez Prados.

En este sentido, el viernes pasado se realizó una reunión del comité provincial de crisis de langosta conformado por Senasa, el INTA, la delegación local del Ministerio de Agroindustria, la Dirección de Agricultura provincial, la Asociación de Productores Agrícolas y Ganaderos del Norte (Apronor) y la Sociedad Rural tucumana.

Durante el encuentro, se planteó que la situación está relativamente contenida a partir del trabajo permanente de las instituciones públicas y que los productores están monitoreando y controlando en sus campos. Sin embargo, se manifestó la preocupación por cómo se trabajará para controlar las posibles mangas que se formen en las próximas semanas.

Así, se consensuó establecer comités de crisis zonales: uno en el norte de la provincia (Trancas), otro en el sur (La Cocha, Graneros) y en el este (Burruyacu, Cruz Alta, Leales y zona de influencia de Santiago del Estero). En los Comités se definirán los recursos y el rol de cada uno de los sectores involucrados y se establecerá un sistema de trabajo que permita responder con celeridad a las coyunturas.

También se hará hincapié en la necesidad de que aquellos productores que no forman parte de alguna asociación, se integren a las tareas articuladas entre el sector público y privado para el combate de la plaga.

“Ese es el camino a seguir. Estamos entrando en una etapa compleja, donde es factible esperar la formación de mangas. Eso nos exige mucha articulación: hay que seguir las langostas, y cuando se asienta, cuadrarla, dar el polígono y realizar aplicación aérea. Necesitamos la máxima comunicación entre todos los involucrados. Es momento de realizar controles para evitar que se formen mangas que afecten a productores y a la sociedad”, detalló Rodríguez Prados.

Las vías de contacto para denuncias son: la aplicación Alertas Senasa, un sistema que se puede instalar en los celulares -vía Play Store- que permite al usuario tomar fotografías de la plaga, georreferenciarlas y enviarlas a los técnicos especializados del Senasa. También en las oficinas del Senasa, dejar el mensaje en la línea gratuita 0800-999-2386 (opción 3), o vía correo electrónico a [email protected]

Comentarios