Alumnos del Liceo Militar volverán a manipular armas de fuego

La práctica había sido dejada sin efecto durante la gestión kirchnerista.

19 Ene 2018
1

FOTO TOMADA DE ENTECULTURALTUCUMAN.GOB.AR

Los alumnos que concurren al Liceo Militar Gregorio Aráoz de Lamadrid, ubicado en Italia 2.579, San Miguel de Tucumán, podrán volver a instruirse con armas de fuego, según lo establece una resolución del Ministerio de Defensa, que incluye a los establecimientos educativos de este tipo de todo el país. 

La norma establece que desde tercer año los chicos practicarán tiro con carabinas calibre 22. En el último año -sexto- podrán manipular cualquier arma de fuego portátil que cada fuerza considere pertinente, destaca Infobae.

Los liceos militares son las únicas instituciones educativas que funcionan en la órbita del Ministerio de Defensa. En el país hay sólo nueve, de los cuales uno está en Tucumán; todos secundarios. La mayoría depende del Ejército, dos tienen especialidad naval y uno aeronáutico.

En estas instituciones, las reglas de juego son muy distintas a las que priman en los colegios convencionales. Los estudiantes reciben formación castrense, la carga horaria es más extensa con internados obligatorios y, una vez que se reciben, pasan a formar parte de la reserva de oficiales.

Cambio durante el kirchnerismo

Varias de esas reglas se habían flexibilizado e incluso eliminado a partir del Plan de Liceos 2010, a instancias de la gestión kirchnerista, que proponía un cambio profundo en la concepción de las escuelas. En 2013, después de varios intentos previos por desestimar la formación castrense, por resolución del entonces ministro de Defensa Arturo Puricelli, se suprimieron la práctica con armas letales y las materias de instrucción militar que ya eran considerados como espacios extracurriculares desde hacía tres años.

La medida había sido celebrada por el Comité de los Derechos del Niño (CRC, por sus siglas en inglés), el órgano de la ONU que certifica el cumplimiento de la Convención de los Derechos del Niño. Sin embargo, el 28 de diciembre de 2017, a través de la Resolución Nº 1270, se dejó sin efecto el Plan de Liceos 2010. En sus considerandos, dice que se "invoca erróneamente" la Convención y el protocolo relativo a la participación de niños en conflictos armados. Asegura que esas normas "no establecen prohibición alguna" y que permiten a las Fuerzas Armadas tener establecimientos educativos para menores.

"Medida que atrasa"

Nora Schulman, directora ejecutiva del Comité Argentino de Seguimiento y Aplicación de la Convención Internacional de los Derechos del Niño (Casacidn), dijo a Infobae: "nos llevó tanto tiempo instalar estas discusiones y, de repente, los chicos de entre 14 y 17 años van a volver a manejar armas. Es una medida que atrasa y que la próxima vez que el Comité analice a la Argentina lo va a hacer notar. Las armas las tienen que manejar los adultos y bastante mal lo hacen".

Comentarios