Una experiencia para activar sentidos

Pablo Halaken presenta su Concierto Multisensorial, que propone relajarse y potenciar la imaginación.

19 Ene 2018
1

UNA IDEA DISTINTA. Pablo Halaken coordina el Concierto Multisensorial. prensa

“El Concierto Multisensorial es una actividad en la que uno se encuentra con su interior y se conecta con una diversidad de personas, porque, como dice la frase, cada una es un mundo. Queremos conocerlos y que, a la vez, cada participante explore el suyo. Buscamos que se conecten con su imaginación a través de los sentidos y que se olviden del afuera”.

Las respuestas a las preguntas de LA GACETA las da Pablo Halaken, director creativo de la propuesta que se desarrollará entre hoy y el domingo en Om Yoga Tucumán, en Yerba Buena. Es cauteloso al hablar, ya que se maneja con el factor sorpresa sobre lo que habrá puertas adentro del evento. “Contar mucho sería revelar una especie de spoiler. La propuesta es generar un momento de quietud respecto del entorno en el que vivimos, que las personas que asistan se conecten y disfruten de su propia experiencia a través de una viaje imaginario”, afirma.

Quienes asistan atravesarán el concierto con los ojos vendados: “estamos acostumbrados a que todo se experimenta primero a través de lo visual; al suprimir ese sentido, la gente no sabe de qué se trata, sólo siente”. “La idea es encontrarse con los sentidos del olfato, del gusto y de la audición. En la vida escuchamos un montón de vibraciones de la ciudad: autos, motos, el bullicio de las personas, que hacen que pierdas la sensibilidad. Proponemos volver a ellos a través de la técnica de cerrar los ojos”, agrega.

El concierto consistirá en un ámbito musical con terapias sonoras que tienden a producir vibraciones y generar estados emocionales; un diseño aromático, realizado por especialistas en aromaterapia; y comidas elaboradas por un gourmet especialista en sabores que generan estímulos. “Fuimos especializándonos con diferentes estudios en nuestras respectivas áreas. Por ejemplo, uno escucha una canción con determinados intervalos y se pone contento; con otros, tristes y a la vez, puede sentirse en un entorno místico y misterioso, y así producir infinidades de estados. Con esta clase de sonidos buscamos acercarnos a las personas”, explica Halaken.

Una de las recomendaciones es ir con ropa holgada. “Si te arreglás mucho o venís con vestimenta apretada no te sentirás cómodo. No habrá ningún tipo de esfuerzo físico, más que estar recostado durante unas horas. Muchos eligen cada día y con mayor frecuencia ir al psicólogo o al psiquiatra, lo que constituye una señal del alboroto que vivimos cotidianamente”, dice.

El productor explica que la idea es salir de la estructura convencional del artista tradicional arriba de un escenario. “Todo tiene que ver con una búsqueda personal; no queremos ser iguales a los músicos que tocan en un recital con un público distante. Preferimos sentirlos cerca y crear un ambiente íntimo y no tan comercial”, detalla. Por este motivo, la cantidad de personas que puede participar en cada encuentro es limitada a un cupo estricto de 40 localidades, que está agotado para estos encuentros.

Comentarios