Equilibrado y en la cima

En Camiones, Federico Villagra continúa haciendo historia: se convirtió en el primer argentino en liderar una general; “El Coyote” fue segundo en la etapa. Nicolás Cavigliaso ganó en Cuatriciclos y Kevin Benavides, en Motos, da pelea.

18 Ene 2018
1

ILUSIÓN. El camión de Villagra resiste. Las dunas de Fiambalá no lo vencieron y salió fortalecido. reuters

Quizás en el primer día de competencia, Federico Villagra tuvo que recalcular; había terminado en un, al menos curioso, puesto 17. Ahora, cuando faltan tres etapas para el cierre del Dakar, el cordobés es el líder general tras unir Belén con Chilecito, con paso por las exigentes dunas de Fiambalá, el único tramo que se repitió en las últimas 10 ediciones del rally. Con esa condición de líder, suma otro hito en su historia dakariana al ser el primer argentino en llegar a la cima (también fue el primero en triunfar en una etapa cuando ganó la tercera).

Ahora, en su cabeza sólo ronda un rival. “Claro que estábamos pensando en la actuación de Eduard Nikolaev”, admitió con respecto a su inmediato perseguidor, que ayer terminó en el séptimo puesto. A Villagra, con el segundo puesto en el especial, le bastó para desplazar al ruso de Kamaz del liderazgo, aunque el tiempo de distancia se redujo por una sanción (ver “Penalizado”). “Sabíamos que veníamos a muy buen ritmo, pero siempre el resultado depende también de lo que sucede con el contrincante”, explicó Villagra. Es que en Camiones la lucha por la corona es de ellos dos, ya que el tercero Siarhei Viazovich, de Bielorusia, que ganó el undécimo tramo, está a más de tres horas. “Encontramos todos los way points, pudimos ir muy rápidamente y sin problemas de navegación”, contó el cordobés.

Otro comprovinciano de Villagra fue protagonista: Nicolás Cavigliaso, que en Cuatriciclos ganó su segunda prueba especial y ¡en su primer Dakar! Además se convirtió en el escolta de la general. “Mi objetivo, por encima de todo, es llegar a la meta de Córdoba, que tiene el atractivo añadido de ser mi casa. Ganar tres etapas, creo que sería algo increíble”, reconoció. En la etapa quedó segundo el chileno Ignacio Casale, que es el puntero.

Para Kevin Benavides, el panorama de competencia mejoró notablemente. Tras un puesto 17 en la etapa 10 de Motos, el salteño finalizó segundo ayer por detrás del australiano Toby Price. Avanzó un puesto en la general, hasta el segundo, pero el líder Matthias Walkner viene administrando bien sus más de 30’ de ventaja, por lo que “hizo negocio” al ser quinto. Sin embargo, no se confía. “Todo puede cambiar en cualquier momento”, afirmó. Una reflexión que debe tener en cuenta toda la caravana dakariana.

En Esta Nota

Dakar 2018
Comentarios