La previa del duelo de hoy fue con un trabajo distendido

“Mañana (por hoy) se vuelve a jugar, así que lo que buscamos es recuperar a los jugadores”, reconoció uno de los integrantes del cuerpo técnico.

17 Ene 2018

BUENOS AIRES (enviado especial).- Si el lunes Atlético se sacó las ganas de haber pasado un día de placer en ese paraíso llamado Recife, el regreso a la capital argentina fue lo más parecido a un paso por el purgatorio. Vuelo fuera de término y aterrizaje a las 7 de la mañana de un martes que apenas sirvió para recuperar energías y dar una vueltas por los bosques de Palermo. Todo antes del partido amistoso en el que hoy visitará a Gimnasia La Plata en su estadio, a las 9.

“Mañana (por hoy) se vuelve a jugar, así que lo que buscamos es recuperar a los jugadores”, reconoció uno de los integrantes del cuerpo técnico.

Quienes más activos estuvieron en el ensayo fueron Cristian Lucchetti y Luis Rodríguez, inmersos en el juego de las pataditas con consigna. El que los sufrió, primero, fue Andrés Jemio, el entrenador de arqueros; también pasó por caja el manager Diego Erroz. Capitán y subcapitán contaron con aliento propio, sobre todo el “Laucha” y de parte de Augusto Batalla, el encargado provisorio de cuidarle el arco.

El resto de los jugadores siguió en la suya, en asociarse a la colchoneta azul que les cedieron desde utilería y, por último, emprender el regreso a la concentración.

El correlato de la estadía del “Decano” en Buenos Aires será, prácticamente, igual que el día de ayer. Después de jugar al fútbol, habrá recuperación.

Eso es lo que sucederá mañana, porque el viernes, en lo que será la despedida de Atlético de la “Ciudad de la Furia”, habrá fútbol de nuevo, esta vez en casa de Arsenal, el último enemigo amistoso antes de que el “Decano” salga realmente a jugar por los puntos de la Superliga, el lunes 29, desde las 19, en 25 de Mayo y Chile, frente a Temperley.

Comentarios