Macri reduce cargos políticos e insta a gobernadores e intendentes a imitarlo

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, dijo que el achique alcanzará a un 20% de los puestos.

17 Ene 2018
1

FOTO TOMADA DE CLARIN.COM

BUENOS AIRES.- Continúan las reformas impulsadas por el Poder Ejecutivo Nacional. Ayer, el jefe de Gabinete de la Nación, Marcos Peña, anticipó que, en las próximas semanas, el Gobierno buscará una “nueva organización de la Ley de Ministerios” con el objetivo de reducir, al menos, un 20% el total de los “cargos políticos” en el Estado. También advirtió que, en algunos casos, la reducción probablemente sea mayor.

En una conferencia de prensa luego de finalizada la primera reunión de gabinete del año, el hombre fuerte del Gobierno nacional indicó que todo el sector político debe realizar “un esfuerzo en materia de austeridad”. “No sólo a nivel nacional, sino también en las provincias y los municipios”, reclamó. A su vez, recordó que ese “compromiso” fue reflejado en el Pacto Fiscal firmado por la Nación en noviembre con los gobernadores de 23 distritos (sólo San Luis rechazó la firma del acuerdo).

De esta forma, Peña convocó a reducir “los costos de la política” y “ver en qué cosas se puede mejorar la inversión del dinero público”. Sostuvo que ese entendimiento aportará un sendero de previsibilidad, para el que es necesaria cierta austeridad. De igual manera, subrayó la importancia de la “transparencia” a fin de “ir mostrando el uso del dinero público”.

Peña también se refirió a la reforma previsional aprobada en diciembre por el Congreso, en medio de violentos incidentes. “Fue positivo que más de un millón de jubilados en enero cobraron más a partir de la reforma que se hizo a fin de año”, se jactó. Y destacó que la medida “tiene que ver con el 82% de salario mínimo para los que tienen 30 años de aporte”.

“Consideramos -analizó- que es una buena noticia de las buenas noticias que se van a ir viendo en los próximos meses en función de un debate que, obviamente, con todos los condimentos y sensibilidades puede haber generado algunas distorsiones y preocupaciones, particularmente en aquellos jubilados que creían que iban a cobrar menos que el año pasado, cuando van a cobrar más que el año pasado”, planteó el funcionario.

En otro orden, aseguró que “no hay lugar” para hablar de “persecución política” de dirigentes opositores o sindicalistas -varios de ellos detenidos-, y que esas apreciaciones son “disparatadas” y forman parte de “estrategias de defensa judicial”.

“Los que tienen causas puntuales abiertas deberán dar las explicaciones del caso, y si están tranquilos de que las acusaciones no tienen fundamentos, eso se sabrá”, afirmó. “No consideramos que ningún sindicalista ni ningún sindicato sea un escollo para el desarrollo de la Argentina”, señaló Peña. “Valoramos la tarea del sindicalismo argentino, es parte de nuestra tradición institucional y social, y valoramos las muchas cuestiones que hemos podido trabajar en conjunto con el sindicalismo”, resaltó. Finalmente, se refirió al proyecto de reforma laboral que el oficialismo busca aprobar. Señaló que se logró mediante “un acuerdo con la CGT” a nivel institucional y que en caso de que la central decida revisar algunos puntos, lo harán. “La CGT respaldó innumerable cantidad de veces el proyecto y si la CGT quiere plantear nuevas modificaciones, estamos abiertos a discutirlo, pero entendemos que es un proyecto muy beneficioso para los trabajadores”, sostuvo. (Télam)

Comentarios