En Lules, con 16 cámaras tratan de saber qué pasó en la pelea juvenil

"Cualquier disparo pudo haber causado una tragedia; no murió nadie por milagro", dijo el gerente de la estación de servicio. Las versiones cruzadas del incidente.

16 Ene 2018

Fueron 30 minutos de descontrol. Los videos de las 16 cámaras de seguridad instaladas en diferentes sectores de la estación de servicio Los Arcos registraron cada segundo de la “batalla campal”. El enfrentamiento de los jóvenes se desató en la madrugada del domingo en el local ubicado frente a la rotonda que conecta las rutas 321 y 301, a la altura del acceso principal a la ciudad de San Isidro de Lules.

“Cualquier disparo mal dirigido pudo haber causado un desastre. Es un milagro que no haya muerto nadie. A la salida del boliche, esto se vuelve tierra de nadie”, señaló a LA GACETA, Antonio Petech, gerente de la estación de servicio.

A dos días del enfrentamiento, todavía no se pudo establecer con precisión cuáles fueron las circunstancias por las que comenzó el enfrentamiento. Sí se conocen las consecuencias: un adolescente herido de bala; otros dos, hospitalizados como consecuencia de los golpes recibidos; y dos policías de civil, detenidos. Además de los destrozos causados en la estación de servicio.

Dos relatos

De acuerdo a la información policial, todo comenzó a la salida de un boliche ubicado en el camino a la Quebrada de Lules, sobre la ruta 321, donde dos grupos se tomaron a golpes. Según esa línea investigativa, la pelea continuó en la entrada del municipio y de allí se trasladó hasta el interior del bar que está en el local de venta de combustible.

Los padres de uno de los adolescentes demorados por los policías que habría llegado después, tras ser alertados telefónicamente, tienen otra versión. Según contaron a LA GACETA, un auto estuvo a punto de atropellar a un grupo de jóvenes, que en ese momento regresaban caminando desde el local bailable hasta al asentamiento del Ingenio Mercedes, donde residen.

Los familiares comentaron que los adolescentes les recriminaron esa maniobra. Entonces, los ocupantes del vehículo descendieron y uno de ellos extrajo un arma de fuego y comenzó a disparar. Luego, atacaron a golpes a otro de los chicos; y finalmente, corrieron a refugiarse en el bar. Uno de los familiares explicó que en ese momento llegó otro grupo que también venía del boliche y sus integrantes se enfrentaron con estas personas”.

Detenidos

Según el parte oficial, cuando llegó la agrupación de combate de la Guardia de Infantería, tuvo que hacer disparos con balas de goma para controlar el tumulto. Luego, aprehendieron a tres adolescentes de 17 años, en la playa de estacionamiento. Dentro del bar, fueron detenidos dos hombres, que se identificaron como policías, y que estaban vestidos de civil. Uno portaba un arma provista por la fuerza de seguridad.

Los videos

Las imágenes captan el momento en que varios jóvenes ingresan al establecimiento y se enfrentan con otro grupo, arrojando piedras, sillas y mesas. Los clientes, huyen aterrorizados y el personal de seguridad, no atina a intervenir. Mientras tanto, los empleados guardan el dinero, para evitar ser asaltados.

Ayer, Petech analizaba las imágenes junto al personal de la empresa que brinda ese servicio. Señaló que su objetivo era presentar ese material al fiscal de feria entrante, Diego López Ávila, quien continuará con la investigación del caso.

“Los policías se vinieron a refugiar aquí. Se escondieron en la cocina y bajo el mostrador, después subieron al techo”, explicó Petech. El encargado del establecimiento, agregó que: “los policías hicieron disparos, y los chicos, arrojaban piedras”.

En los videos se observa a dos personas dentro de la cafetería. Luego, ingresan cerca de 30 jóvenes. Un guardia intenta contenerlos. Los jóvenes llevan en sus manos piedras de gran tamaño e intentan golpear a los otros, causando destrozos. Petech estima que el monto de las pérdidas rondaría los $ 150.000.

En Esta Nota

Lules
Comentarios