Ejemplares exóticos, de agua fría o tropicales, pueden darle color y vida a tu primera pecera

Expertos indican cómo se debe preparar el agua y cómo hay que alimentarlos. Especies disponibles en Tucumán.

16 Ene 2018

“Los peces de colores cambian la energía negativa en positiva, trayendo amor, salud y riqueza”. Así lo indica una creencia milenaria china. Quizás es por eso que los peces, sobre todo los carassius, figuran entre los motivos más recurrentes en el arte chino, y los restaurantes, empresas y hoteles del gigante asiático cuentan siempre peceras repletas de fauna marina colorida. En Tucumán se pueden conseguir todo tipo de piezas y peces para armar un acuario que contribuya a la prosperidad y a la felicidad de la familia, como creen los chinos.

Es muy común que estos animales sean las primeras mascotas: son adecuados para enseñar responsabilidad (por el cuidado particular que requieren) e ideales para los que sufren de alergias. Sin embargo, muchos de estos peces mueren a las pocas semanas porque algo no se hace bien. Lo que no todos saben es que un pez saludable puede vivir entre 10 a 15 años; todo dependerá del cuidado que se tiene para instalar y mantener la pecera, indicó Juan Béjar, propietario de un acuario ubicado en Córdoba al 600. Sobre ello, indicó que el error más común que cometen quienes arman su primera pecera es que la llenan con agua del grifo, sin ponerle previamente el anticloro. “El agua corriente tiene cloro y eso les destruye las agallas a los peces, por lo que terminan muriéndose a los pocos días. Lo que hay que hacer media hora antes de ponerlos en la pecera, es agregarle el anticloro al agua”, indicó Béjar.


En este momento en el que muchos salen de vacaciones, los peces no serían un problema ya que pueden quedarse solos durante dos semanas si se les da un alimento especial para estas fechas. Los llamados “alimentos vacacionales” -detalló Valeria Lizardo, empleada de un negocio dedicado al acuarismo- vienen en forma de pastilla que flota en el agua: los peces se irán alimentando de allí a medida que lo requieran. Pueden durar hasta 20 días.

Sobre la alimentación, Béjar fue claro: no hay que sobrealimentarlos, pero no porque el animalito vaya a comer de más, sino que eso que no ingerirá quedará en el agua, la pudrirá y afectará al pez. La alimentación para cada individuo es de entre una a dos hojitas de alimento, dependiendo del tamaño, unas tres o cuatro veces al día.

Tanto Béjar como Lizardo detallaron cómo preparar y llenar una pecera: primero hay que apoyarla sobre telgopor para evitar que se rompa el vidrio, llenarla con agua hasta 5 cm de la superficie, agregar anticloro, enchufar el equipo de aireación, colocar la bolsa con los peces flotando dentro de la pecera durante 15 minutos (para evitar cambios bruscos de temperatura) y luego soltar los peces.


Sobre las especies, en Tucumán se encuentran los de agua fría y los tropicales. Los primeros son más recomendados para empezar a armar un acuario (no deben mezclarse estos dos tipos, porque el tropical en invierno requiere de calefacción especializada, a una temperatura que debe oscilar entre 25 a 27 grados).

Los precios arrancan desde $ 39 (cebritas), neones ($ 85), hasta los que superan las tres cifras. Hay rarezas como el axolote mexicano, que tiene deditos ($ 190), o el pez aguja que, como una sopapa, se aferra al vidrio de la pecera. Mientras que el más popular es el carassius, que se encuentra en diferentes tamaños y formas, como uno que tiene globos en las mejillas (cuestan desde $ 59).

Sobre la reproducción de los peces, los especialistas comentaron que en verano y en algunos días cálidos del invierno tucumano se inicia la etapa de apareamiento de los peces ovíparos. Un carassius grande puede llegar a poner hasta 5.000 huevos.

Con una bolsita con dos cangrejos, Mauricio Sobrecasas partía rumbo a su casa. También llevaba una pecera mediana, para colocarlos allí. “Esto recién empieza”, confesó. Es que en su hogar, desde hace tres meses, tiene un acuario que le despertó la curiosidad por la fauna marina y el deseo de llenar su casa con pececillos de colores.

Comentarios