Un desarmadero funciona en la Circunvalación y causa problemas a los vecinos

En la entrada a San Miguel de Tucumán un espacio público está ocupado por vehículos estacionados y destrozados. Se trata de un desarmadero que opera hace varios años obstruyendo el lugar y siendo un gran problema para los vecinos.

12 Ene 2018

Chatarra, autos desarmados, cubiertas y chapas amontonadas forman parte del paisaje con el que se encuentran los viajeros al ingresar a San Miguel de Tucumán.

En las banquinas de la colectora que conecta la ruta 9 con la autopista de Circunvalación en el acceso a San Cayetano hay un enorme desarmadero que preocupa a los vecinos de esa zona. A pesar de sus constantes quejas aún no pudieron lograr que lo cierren.

“Les pedimos a los dueños que saquen los autos, lo hacen y después los vuelven a poner al costado de la ruta”, expresó la dueña de un kiosco que se encuentra en la zona. La mujer no quiso reverlar su nombre por temor a posibles represalias.

Otro problema derivado del funcionamiento del desarmadero es que esa ruta que tiene una sóla dirección, ahora se convirtió en doble mano. Los vehículos entran en contramano y la gente del lugar teme a posibles accidentes.


Los vehículos depositados en la vía pública son un factor insalubre, según los vecinos: acumulan basura, agua y hasta muchos delincuentas lo utilizan de "refugio". También los vecinos se preocupan por la proliferación del dengue y otras enfermedades transmitidas por mosquitos o insectos.

“Todo sigue igual”, afirma un habitante de esa zona de la ciudad que todos los días sale a revisar qué es lo que está pasando en ese gran estacionamiento de chatarra.

La Circunvalación fue motivo de peleas entre las autoridades durante los últimos años. El Gobierno provincial, el municipal y Vialidad Nacional se culpan entre sí por la falta de limpieza y de seguridad en la zona.

El año pasado, el Gobierno de Mauricio Macri terminó la obra de remodelación de la autopista que estaban frenadas desde 2012. Si bien el pavimento ahora está nuevo, hay problemas que no desaparecieron, entre ellos, el de la suciedad (la zona está llena de basurales clandestinos) y la inseguridad.  


Enrique Romero, director de Tránsito y Transporte de la Municipalidad, dijo que se intimó a los responsables del desarmadero para que retiren toda la chatarra del lugar hasta el martes. El funcionario aclaró que, a pesar de la medida que tomó, la Circunvalación no es responsabiliad de la Municipalidad, sino de Vialidad Nacional.

Cuando fueron consultadas por LA GACETA para esta nota, autoridades de Vialidad Nacional se limitaron a decir que iban a hacer un relevamiento en la zona.




Comentarios