Mimos y gestos entre Moyano y la Nación

El ministro de Trabajo se mostró con el líder sindical en un acto. La relación entre Macri y el dirigente camionero tiende a encaminarse con los nuevos beneficios dados a la empresa OCA.

10 Ene 2018
1

GUIÑO Y ELOGIOS. El dirigente camionero y Triaca, durante la reinauguración del Sanatorio Antártida. télam

BUENOS AIRES.- El ministro de Trabajo, Jorge Triaca, y el ex secretario general de la CGT Hugo Moyano encabezaron el acto de reinauguración del Sanatorio Antártida con guiños mutuos, un llamado al diálogo por parte del funcionario y críticas implícitas del líder camionero a dirigentes sindicales.

“Les transmito las enormes felicitaciones del presidente Mauricio Macri y su mensaje de que sigamos adelante en este camino que le resuelve los problemas a muchos argentinos”, dijo Triaca.

Por su parte, Moyano -quien festejó también su cumpleaños número 74- destacó la “responsabilidad” con la que los gremios deben administrar lo aportado por sus afiliados para que “todo ese capital sea puesto al servicio de los propios trabajadores”. Y puso como ejemplo al reinaugurado sanatorio de alta complejidad del Sindicato de Camioneros, en la avenida Rivadavia al 4900.

Aunque sin dar nombres, la frase del camionero pareció aludir a casos como el del ex titular del Somu, Omar “Caballo” Suárez, actualmente detenido bajo prisión domiciliaria; el también detenido ex titular de la seccional La Plata de la Uocra, Juan Pablo ‘Pata’ Medina; y el recientemente detenido titular del Sindicato de Obreros y Empleados de Minoridad y Educación (Soeme), Marcelo Balcedo.

“Es lo que ustedes aportan para que nosotros, con la responsabilidad que debemos tener, posibilitemos que disfruten del esfuerzo que hacen el trabajador y su familia, y que todo el capital que genera sea puesto al servicio de los trabajadores”, sostuvo el ex jefe de la CGT.

“Desafíos”

El titular de la cartera laboral aprovechó para plantear la necesidad de “salir de las discusiones en la que muchas veces nos entrampamos”, y pensar “en aquellos que necesitan oportunidades para poder crecer”.

“Ese desafío implica que muchos nos tengamos que poner las barbas en remojo y plantearnos cómo nos vamos a arremangar y sacar adelante a la Argentina, y lo tenemos que hacer todos juntos”, sostuvo.

En otra parte de su intervención, Triaca buscó echar por tierra cualquier lectura que se pudiera hacer sobre la no presencia del presidente Mauricio Macri que, según dijo el propio Moyano a la prensa, “nunca” estuvo prevista para el acto de esta mañana. “No le sumaba a él ni a nosotros”, concluiría luego Moyano con pragmatismo.

“Quiero aprovechar para transmitirles el saludo del Presidente, recién hablé con él, estaba en Mendoza, y me dijo que sigamos con esta conducta de llevar las mejores oportunidades a los argentinos, a los mejores niveles, y que salgamos de las discusiones en la que muchas veces nos entrampamos”, aseveró Triaca.

Más adelante, sostuvo que, más allá de que “a veces esos debates resultan contradictorios”, lo importante es que existe “un objetivo común, que tiene que tener una mesa de encuentro, donde lo resolvamos con los mejores proyectos y los mejores esfuerzos, y con acciones como las que ustedes han hecho hoy acá”, con la reinauguración de ese sanatorio de alta complejidad, destinado a la atención de la salud de los afiliados al gremio.

La saga de desencuentros entre Macri y Moyano se había profundizado a partir de los cortocircuitos por la empantanada reforma laboral, la crisis en la empresa postal OCA y el avance contra las mafias en el club Independiente, del cual el sindicalista es presidente. Según trascendió, ambos mantuvieron días atrás una reunión reservada en la que limaron asperezas y sellaron un acuerdo para dar una nueva prórroga de 30 días a la empresa OCA, ligada al ex secretario general de la CGT, hasta que los informes de la AFIP y la Justicia decidan sobre su situación impositiva.

La falta de una solución para la deuda de OCA con la AFIP por $ 2.500 millones había profundizado el malestar de Moyano con el Gobierno, ya que un eventual cierre de la principal compañía privada de correo dejaría sin trabajo a nada menos que 5.000 choferes. (Télam/Especial)

Comentarios