Los fondos del PE para la SAT son insuficientes, según la Intendencia

La Municipalidad repartió 150.000 litros de agua potable y reclama aportes de la Legislatura.

10 Ene 2018
1

SOCIEDAD AGUAS TUCUMÁN

Las deficiencias en el servicio de agua potable y las pérdidas cloacales encendieron los primeros chispazos de 2018 entre la Provincia y la Capital. Ayer, el intendente de San Miguel de Tucumán, Germán Alfaro, remarcó que su gestión entregó ya 150.000 litros de agua potable entre vecinos de casi una treintena de barrios en donde, según el municipio, la prestación de la Sociedad Aguas del Tucumán (SAT) es deficiente. “Es una pena que en el siglo XXI estemos entregando agua a la gente”, manifestó.

La asistencia de la Intendencia se da en consonancia con los anuncios de la Provincia respecto del inicio de obras de la empresa en sectores de la capital. La semana pasada, el titular de la SAT, Fernando Baratelli, había detallado los nuevos recursos y herramientas con los que contaría: $ 25 millones por parte del Poder Ejecutivo en dos envíos y un crédito de la Caja Popular de Ahorros (CPA) por $ 46 millones.

No obstante, no todos esos recursos irán a parar a obras, ya que la SAT mantenía una vieja deuda con la CPA. Mediante este empréstito, la SAT refinanció ese pasivo, por lo que quedarán unos $ 15 millones para invertir en obras, tanto en la capital como en el interior.


“Un problema financiero”

El secretario de Gobierno municipal, Walter Berarducci, profundizó las críticas de la Intendencia a la Provincia. El funcionario, además, reflotó una vieja polémica del año pasado y reclamó a la Legislatura que destine unos $ 500 millones de su presupuesto para financiar obras de la SAT.

“Los anuncios del presidente de la SAT sobre futuras inversiones para mejorar el servicio gracias a un préstamo obtenido en la Caja Popular no es otra cosa que un ‘caza bobos’ para hacer creer a los usuarios, afectados por el pésimo servicio que presta, que están haciendo algo por ellos”, planteó. “La realidad es otra, el gobernador Juan Manzur le dio instrucciones a la SAT para que anuncien obras por $46 millones, pero en realidad lo que hizo fue autorizar a la Caja Popular que se cobre $ 31 millones del pago que realizan los usuarios al momento de cancelar sus boletas mensuales. Es decir que los ingresos de la SAT disminuirán y habrá menos obras, menos calidad de servicios y más contaminación”, arremetió Berarducci.

“Esto es un fraude, es una mentira irresponsable a todos los tucumanos. Manzur pretende hacernos creer que invierte en obras para la gente pero en realidad manipula especulativamente remanentes financieros y oculta el verdadero estado de las cuentas de la provincia”, amplió el secretario de Gobierno.

E insistió en que la sociedad anónima con participación estatal mayoritaria debe ser intervenida. Para eso, recordó, el municipio recogió 100.000 firmas de vecinos el año pasado, y las canalizó mediante un proyecto de ley presentado por el legislador Alfredo Toscano. La iniciativa prevé, además, que se extraigan $ 500 millones del presupuesto del Poder Legislativo para iniciar un plan de obras inmediato en los servicios de agua potable y redes cloacales. “La SAT debe dejar de ser utilizada como una caja política y debe contar con un aporte del abultadísimo y nunca justificado presupuesto de la Legislatura”, completó el funcionario de la capital.

El operativo capitalino

Casi 30 barrios de la capital.- La entrega de la Municipalidad de 150.000 litros de agua potable incluyó a los barrios Juan XXIII, 11 de Febrero, Autopista Sur, Ampliación Tiro Federal, Ampliación Federal, 360 Viviendas, Nueva Esperanza , Ampliación San Miguel, ATE, Crucero Belgrano, Intervención Federal, El Bosque. San Miguel II y III, San Francisco de Asis, Las Palmeras, San Fernando, Diagonal Sur, Barrancas del Sali, Giachino, Soldado Huanca, Los Vazquez, Sargento Lai, Ex Refinor, Juan Pablo II, Ciudadela, 11 de Enero y Santa Rita.

Reclamo reiterado.- “Nos preocupa que con este calor la gente no tenga agua, por eso que salimos a entregar agua mineral, que sirve para el consumo, para la leche de los niños, para la comida”, había dicho el intendente Germán Alfaro en diciembre del año pasado, cuando se inició la distribución. En esa oportunidad, el jefe municipal reiteró su reclamo al Gobierno para intervenga en la problemática.

Comentarios