Farmacias acusan el golpe de la suba impositiva

Representantes del sector advierten al Gobierno que la caída en la rentabilidad los llevó a analizar si siguen operando con obras sociales. En diciembre, la Legislatura aprobó un proyecto del PE y, a partir de este año, se registró un aumento en Ingresos Brutos para diversas actividades. “No formamos precios”.

10 Ene 2018
1

EN CASA DE GOBIERNO. El vicegobernador Jaldo (frente) dialoga con representantes del sector farmacéutico. twitetr @OsvaldoJaldo

La suba impositiva que aprobó en diciembre la Legislatura, tras un pedido del Poder Ejecutivo (PE), generó un duro impacto en el rubro de las farmacias.

Emilio Alves, presidente del Colegio de Farmacéuticos, le explicó a LA GACETA que si no se regresa al esquema tributario anterior, el sector se verá obligado “a dejar de atender con las obras sociales”.

“Nosotros no formamos precios; no es como los comestibles, por dar un ejemplo. Si bien el manual de farmacéuticos habla de un ‘precio sugerido’, sobre esos valores básicos se rigen los convenios. Se puede vender por debajo de esos montos, no por encima”, explicó Alves.

Ayer, el titular del Colegio integró la comitiva de representantes del rubro que visitó la Casa de Gobierno. Estuvo junto a Sergio Barilari, de la Asociación de Farmacias de Tucumán, y a Claudio Guevara, del Círculo de Farmacéutico del Sud. Fueron recibidos por el vicegobernador, Osvaldo Jaldo (a cargo de la gobernación), por el presidente subrogante de la Legislatura, Fernando Juri, y por el defensor del Pueblo, Fernando Juri Debbo.

En el encuentro, los profesionales expusieron sus preocupaciones, y se marcharon con el compromiso de que la situación será revisada una vez que el gobernador, Juan Manzur, se reintegre de sus vacaciones.

La reforma al Código Tributario concretada el 14 de diciembre pasado estuvo enmarcada en las modificaciones impositivas que planteó la Nación a las provincias a través del Consenso Fiscal, rubricado por los gobernadores y el presidente Mauricio Macri.

Debido a ese acuerdo, el Poder Ejecutivo giró -dos días antes de la sanción de la ley- un proyecto aliviando la carga para algunos sectores productivos, e incrementándolo en otras áreas para compensar en parte la caída de la recaudación.

En el caso de los farmacéuticos, la alícuota del impuesto sobre los Ingresos Brutos por la venta al por menor de sus productos creció el 40% (pasó del 2,5% al 3,5%).

Según Alves, eso deja sin margen de ganancias a los colegiados. “Sería lo de menos resignar parte de la rentabilidad, aquí estamos hablando de que, para poder trabajar con las obras sociales, la mayoría de los convenios exigen un aporte (de las ganancias), que pueden ir del 30% al 70% de la rentabilidad”, dijo.

Debido a la imposibilidad de trasladar al público los precios de los remedios, los farmacéuticos analizan la alternativa de no trabajar con las obras sociales. “(Esta rama) no puede tener el mismo tratamiento que un producto común y corriente, porque en salud la diferencia entre la vida y la muerte es el medicamento; si no está el antibiótico para la pulmonía, el paciente puede fallecer”, destacó Alves.

Tras la reunión, en un recorrido oficial por Las Talitas, Jaldo se refirió al pedido de los farmacéuticos. “Evidentemente, están muy preocupados por las últimas modificaciones que se hicieron en la Provincia a nivel tributario. Entienden que es una actividad muy reglamentada; de alguna manera depende exclusivamente de los precios máximos que pone el Gobierno nacional, por lo que cualquier incremento en sus costos hace inviable la actividad”, indicó el vicegobernador.

Señaló que los representantes del rubro pidieron “respetuosamente la posibilidad de que el Gobierno provincial, a través del área que corresponda, revea la modificación de esas alícuotas”. Y aseguró: “es un tema que debemos conversar con el gobernador, me comprometí a hacer gestiones en ese sentido”.

Hoteleros afligidos

Los aumentos en las alícuotas también impactaron en el sector de los hoteleros. Tras la sanción de la ley que modificó el Código Tributario de la Provincia, entre los miembros de la Unión de Hoteles de Tucumán comenzó a circular un correo electrónico en el que se advertía sobre los efectos financieros de esos cambios. “(El Gobierno provincial), lejos de disminuir, aumentó sus impuestos”, expresa el mensaje.

Consigna además que la suba en la alícuota del impuesto sobre los Ingresos Brutos pasó, en general para este sector, del 3,5% al 5%. Por último, el e-mail advierte que los datos deben ser tenidos en cuenta para “tomar los recaudos necesarios en toda futura política de fijación de precios, negociaciones, contratos y cualquier acto de índole comercial que suscriban para 2018”.

Comentarios