Tomar sol puede convertirse en una adicción: qué daños puede causar en el organismo

Este problema se conoce como tanorexia. La palabra de una especialista.

09 Ene 2018
3

Tanorexia: “El bronceado es una reacción de defensa de la piel, no quiere decir que sea saludable"

En nuestra provincia es común que los tucumanos empiecen a tomar sol una vez que la primavera ya está avanzada. En este momento, cuando mucha gente está de vacaciones y el atractivo más buscado es la playa, unos de los objetivos es “tomar color” o “tostarse” e intentar mantenerlo todo el verano. No es necesario viajar muchos kilómetros para lograrlo, basta con una reposera, esterilla o toalla y tener espacio en el patio o en una terraza. Pero cuidado, los expertos advierten los peligros de la exposición prolongada al sol y a las camas solares y lo fácil que esto se puede convertir en una adicción.

Esta compulsiva intención de tener el color "ideal" tiene nombre: Tanorexia. Una investigación realizada en 2005 por la Universidad de Texas en Estados Unidos, estudió este fenómeno. Para ello entrevistó a gente que, aún conociendo los peligros de la exposición a los rayos UV, tenía la necesidad de hacerlo. Los investigadores adaptaron formularios que se usaban para detectar casos de alcoholismo, y lograron determinar que esta actividad se puede llegar a convertir fácilmente en una adicción.


"El bronceado fue y es una moda. Sin embargo no es una manifestación de salud de la piel sino una reacción de defensa natural. La exposición solar excesiva conlleva a efectos acumulativos progresivos e irreversibles. El sol mancha, genera arrugas, puede excitar enfermedades como herpes, melasma, fotosensibilidad, lupus y produce cáncer", explicó a LA GACETA la médica dermatóloga Susana Bermúdez. "La luz del sol hace bien porque ayuda a sintetizar la vitamina D3. Con exponer cinco minutos los pies al sol es suficiente" resaltó. 

Uno de los casos más famosos de tanorexia es el del actor de X-Men, Hugh Jackman, quien en febrero pasado debió ser operado por sexta vez a causa de un carcinoma en su nariz. El artista se convirtió en uno de los más fervientes impulsores de campañas para la concientización sobre este tema. De hecho, en 2015 lanzó su propia marca de crema solar de factor 50 para niños, al que llamó "Pure Sun Defense".

Con respecto a las camas solares la médica advirtió que estos métodos de bronceado presentan un peligro mayor que el del sol. “En poco tiempo la piel recibe una gran cantidad de luz ultravioleta pudiendo realizarla en cualquier época del año y de forma indiscriminada. Recibir 10 o más sesiones anuales de bronceado artificial contribuye al envejecimiento prematuro de la piel y aumenta considerablemente el riesgo de padecer cáncer cutáneo”.

"Todo depende del país, el punto geográfico y el tipo de piel. En Australia en donde este problema afecta a 1 de cada 20 habitantes, se les enseña desde el embarazo a las mujeres cómo deben cuidar del sol a sus hijos incluso, en el jardín, los chicos aprenden canciones educativas sobre los cuidados del sol", señaló la especialista.

En Esta Nota

Verano 2018
Comentarios