Estiman que los inversores volverán a posicionarse en pesos tras la baja de la tasa de referencia

1

ARCHIVO

La reducción dejó la variable en un 28%, menos de lo que preveía el mercado, de manera que se espera que no impacte en precios y tarifas.

09 Ene 2018

El consenso de los operadores financieros esperaba una reducción más marcada de las tasas de interés, que bajó por primera vez en 13 meses, al 28%, 75 puntos básicos por debajo del nivel previo, menos de lo que esperaba el mercado.

Debido a las expectativas, los operadores habían comenzado hoy a fortalecer la posición en divisas, fenómeno que se manifestó en la suba de la cotización del dólar hasta $ 19,40 en las primeras transacciones, pero poco después de que se conociera la estimación de Inflación Congreso, del 3,1% en diciembre, la plaza pasó a tornarse vendedora y terminó en una baja de tres centavos, a $ 19,31, en bancos y agencias de la city porteña.

El Banco Central redujo 75 puntos la tasa de referencia, al 28%, menos de lo que esperaba el mercado

Bancos, inversores y analistas esperan la definición del BCRA porque su decisión impacta en otras variables y las expectativas a futuro. Una baja de tasas aún mas agresiva podría impulsar al dólar, porque muchos inversores abandonarán activos en pesos ante menores rendimientos, aunque también podría impactar en los precios, en meses de alta inflación esperada por los aumentos de transporte y tarifas.  
Todo esto llevaría a variar los índices de inflación establecidos para 2018, a una devaluación encubierta del peso (con un dólar por encima de los $20) y las paritarias con los gremios se verían condicionadas, como así también el poder adquisitivo de millones de argentinos.  

Bancos, inversores y analistas esperaban la definición del BCRA porque su decisión impactaría en otras variables y las expectativas a futuro. Una baja de tasas aún mas agresiva podría haber impulsado al dólar, porque muchos inversores hubiesen abandonarán activos en pesos ante menores rendimientos, y también podría haber impactado en los precios, en meses de alta inflación esperada por los aumentos de transporte y tarifas.  

Todo esto habría llevado a variar los índices de inflación establecidos para 2018, a una devaluación encubierta del peso (con un dólar por encima de los $20) y las paritarias con los gremios se verían condicionadas, como así también el poder adquisitivo de millones de argentinos.  

Previo al anuncio del Banco Central, el dólar se dio vuelta y bajó dos centavos, a $ 19,31

Ahora con una tasa de referencia de 28%, frente a una meta de inflación de 15%, aunque los analistas la extendieron de 17% a un rango más cercano al 20%, volvieron a la posición inicial de mantenerse posicionados en pesos, porque mantiene sus proyecciones de que, al menos en el corto plazo, "la tasa de interés de las Lebac seguirán resultando superiores a la inflación y a la de devaluación del peso". 

De todas formas, como se inicia un proceso de reacomodamiento gradual del sendero de tasas de interés, más aún en un trimestre que arranca con un arrastre de una inflación en el rango del 3% en diciembre y 25% anual, y que se prevé se sostendrá en el trimestre, por los anuncios de aumentos de precios regulados, como luz, gas, combustibles, transporte; entre otros, más los estacionales, se prevé que Comité de Política Monetaria del Banco Central vuelva a recortar las tasas en la próxima reunión del 23 de enero.

Comentarios