Arce y sus primeros días en San Martín

El jugador sabe que esas ganas son exclusivamente de ascender y a eso deberá acoplarse.

08 Ene 2018
2

A PUNTO. Damián Arce, entre "Vitín" Rodríguez y Lucas Bossio, de a poco va entrando en la vida cotidiana del "Santo". ARCHIVO LA GACETA / FOTO DE INÉS QUINTEROS ORIO

Es la única cara nueva que se observa en la actual pretemporada de San Martín. Él, Damián Arce ya empezó a familiarizarse con el entorno “ciruja”.

“Desde el primer momento, me hicieron sentir como si ya hubiera estado desde hace mucho tiempo. Veo muchachos con unas enormes ganas por progresar y lograr cosas importantes”, manifestó el volante que se formó en Boca.

El jugador sabe que esas ganas son exclusivamente de ascender y a eso deberá acoplarse. “No es una presión. Siempre es lindo llegar a un club donde los objetivos son importantes. Con sólo repasar los apellidos que tiene este plantel, uno se da cuenta que tenemos los argumentos como para pelear”, aseguró. “Desde el mismo momento que me propusieron venir a San Martín comencé a ilusionarme en poder conseguir algo importante en este club. Sabemos que esta categoría es muy complicada, por la paridad que existe entre los equipos; la tabla de posiciones así lo refleja, pero nos sobra confianza para intentar concretar ese objetivo”, agregó.

Arce fue dirigido por Rubén Forestello en Patronato, algo que de alguna manera lo tranquiliza. “Eso es una ventaja para mí. Sabe lo que puedo aportar”, reconoció.

El ex Unión y Patronato también sabe que un jugador profesional debe estar capacitado para realizar distintas funciones dentro de un campo de juego, pero si tuviera que elegir, se queda con el de volante por izquierda. “Es el lugar donde más cómodo me siento por mis características. De todos modos, el técnico sabrá dónde ubicarme para sacarle el mayor provecho a mis condiciones”, señaló.

Comentarios