Un contador se llevaba dólares y joyas en una bolsa

Investigan posibles vínculos con Milagro Sala.

06 Ene 2018
1

JUJUY.- Una bolsa. Euros. Dólares. Joyas. No dieron a conocer los montos, pero hablaron de un “considerable valor”. Tras una veintena de allanamientos, en los que hubo secuestro de evidencias y se arrestó a un contador, el fiscal de feria, Darío Osinaga, fue tajante: “estamos hablando de que, en principio, las personas investigadas no podrían justificar tamaña fortuna”.

El magistrado jujeño se mostró conforme con el resultado del megaoperativo, concretado en la causa por presunto lavado de activos. La pesquisa, que sigue los lineamientos de una denuncia de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), involucra a empresarios jujeños y a dirigentes de la Tupac Amaru, organización social liderada por Milagro Sala.

En ese marco, Osinaga confirmó la detención del contador Diego Matus. “Al momento de realizarse uno de los allanamientos, un hombre (por Matus) salía con una bolsa que contenía dinero, dólares, euros y joyas”, contó el magistrado. Y consideró este hecho “como un indicio de vital importancia”, ya que ahora los posibles implicados deberán justificar esos bienes.

Según el informe, el contador fue sorprendido cuando, al parecer, escapaba de una propiedad de su cuñado, el empresario Guillermo Fiad, también investigado en este caso. Por ello, indicaron fuentes judiciales, se imputó a Matus por el presunto delito de encubrimiento.

En este caso están sospechados, además de Sala y su pareja, Raúl Noro, el empresario Fiad y los dirigentes Gladis Díaz, Mirta Guerrero (conocida como “Shakira”), Marcos Quispe y Tito Fredy, los cuatro vinculados a la Tupac Amaru.

En la denuncia que realiza la AFIP se “encuentran involucrados varios empresarios por el delito de lavado de activos y en la actividad de evasión impositiva”, refirió el fiscal, aunque evitó identificar a la totalidad de los investigados.

Según la hipótesis de Osinaga, Matus es cuñado del principal accionista de la firma Citrícola del Norte, Fiad, quien además pertenece a otras asociaciones privadas, y está bajo la lupa en esta causa por supuestas vinculación con la dirigente Milagro Sala para el retorno de sumas de dinero.

“Una farsa montada”

La defensa de Milagro Sala consideró que los operativos fueron “una farsa montada para presentar un show mediático”. Marcos Aldazábal, uno de los abogados de la líder de Tupac Amaru, aclaró que de los 21 domicilios inspeccionados por la Justicia jujeña, “sólo uno pertenece” a la dirigente detenida. “Es la cuarta vez que allanan su casa, destrozan todo y se llevan facturas de servicios”, aseguró el letrado, en alusión al inmueble del barrio Cuyaya, propiedad de Sala.

Con relación a las restantes propiedades, el letrado insistió en que “no pertenecen a Milagro (Sala)”.

El abogado denunció que “nunca” fueron notificados sobre la causa que motivó los procedimientos. “Ni siquiera sabemos la imputación, no hubo indagatorias, la carátula dice ‘lavado de activos’, que es un delito con competencia federal, y los operativos no pueden hacerlos fuerzas provinciales como los hicieron”, señaló Aldazábal.

La investigación data de febrero de 2017 y se encuentra a cargo del juez Isidoro Cruz. Los allanamientos habían sido solicitados el 29 de diciembre por el fiscal original del caso, Diego Cussel, y fueron encabezados -tras la autorización del juez- por el fiscal Osinaga. (Télam)

En Esta Nota

Jujuy Milagro Sala
Comentarios