Una rosca para recibir a los Reyes con dulzura

La receta y el paso a paso. Secretos de un chef.

05 Ene 2018

No está claro su origen, pero lo cierto es que desde la Edad Media españoles y franceses reciben a Melchor, Gaspar y Baltasar con una rosca esponjosa cargada de frutas y crema pastelera. ¿Intuirían que los magos de Oriente son golosos como buena parte de los humanos? La costumbre llegó a América (especialmente a la Argentina y a México) en el siglo XV, y hoy Nahuel Nieto comparte con nuestros lectores los secretos de su receta.

El chef

Con sólo 22 años ya recorrió Argentina trabajando de la mano de esta profesión que tanto ama: la gastronomía. Nahuel Nieto recuerda que su vocación por la cocina nació gracias a su abuela y a su mamá. “De chico las miraba con atención mientras cocinaban. “Quería aprender cada una de sus técnicas y entender el amor que le ponían a cada plato”, cuenta. A los 20 años, luego de trabajar en varios locales de Tucumán, partió al sur del país en busca de nuevas oportunidades y de nuevas costumbres culinarias. “Me costó mucho tomar esa decisión. Dejar a mi familia por un destino incierto era complicado”, confiesa. Con la suerte de su lado logró conseguir varios trabajos en la Patagonia. Comenzó como bachero y terminó como jefe de cocina de un reconocido restaurante en el centro de Ushuaia. Hoy su sueño es llegar a Francia, la “cuna de la gastronomía” -resalta-, y está decidido a cumplirlo.


La receta 

- Ingredientes

Harina: 500 g

Azúcar: 50 g

Sal: 20 g

Huevos: 3

Levadura: 25 g

Manteca: 50 g

Esencias: ralladura de limón o de naranja y esencia de vainilla

Miel: una cucharadita

- Paso a paso

Separar los ingredientes sólidos (harina, azúcar y sal) y mezclarlos. Luego hacer lo mismo con los elementos líquidos (huevos, levadura y esencias). Después unir las dos mezclas hasta lograr una masa homogénea que se pueda despegar del recipiente dónde se esté haciendo. Una vez logrado este paso, agregar la manteca pomada (nunca dura o líquida) y mezclar.

Cuando la masa está lista se la divide en la cantidad de roscas que se quiera hacer (para que salgan del mismo tamaño). Se la coloca en un recipiente (mejor si es el molde de rosca, tiene un cilindro en el medio) que esté previamente enmantecado y con un papel manteca en la base (para que el calor no sea tan directo y la pegue).

Se la cocina aproximadamente 25 minutos a una temperatura de 150°. Una vez que se la saca del horno se le agrega la crema pastelera y se la pinta sólo con yema de huevo.

Secretos

Miel: colocar una cucharadita en la mezcla de los ingredientes líquidos; esto ayuda a que la rosca consiga una textura más esponjosa y húmeda.

Yema: se la utiliza para pintar la rosca una vez que se la saca del horno (esto permite que salga con un color más brillante y dorado).

Manteca: se aconseja colocarla siempre pomada, cuando ya tenemos la masa cruda (antes de meterla al horno) para que se liguen mejor los ingredientes.

En Esta Nota

Reyes Magos
Comentarios