Pirotecnia y corchos de bebidas espumantes: consejos para evitar accidentes

El 70% de las lesiones producidas durante las festividades son causadas por la mala manipulación de elementos de pirotecnia.

24 Dic 2017
1

ARCHIVO LA GACETA

Las Fiestas de Navidad y Año Nuevo suelen ser sinónimo de pirotecnia, pese a que cada año aumentan las campañas contra el uso de explosivos. 

Especialistas del Hospital Oftalmológico Santa Lucía y del Instituto Pasteur, de Buenos Aires, detallaron las principales recomendaciones para que tener en cuenta para preservar la integridad adultos, niños y mascotas. 

De las lesiones producidas durante las festividades, las estadísticas indican que el 70% son causadas por la mala manipulación de elementos de pirotecnia, el 15% por corchos de bebidas espumantes y el 15% por violencia social, accidentes de tránsito y excesos de alcohol, detalla El Cronista

Principales recomendaciones: 

- Los efectos térmicos y cinéticos de la pirotecnia pueden producir incendios, quemaduras y/o mutilaciones, generando secuelas psicológicas y físicas y, en algunas oportunidades, puede poner en riesgo la vida. 

- El estruendo puede producir lesiones en los oídos y altera a las mascotas, ya que su calidad auditiva es muchísimo más sensible. También los artefactos de pirotecnia pueden causar incendios, ya fuere en el lugar o a distancia. 

- La pirotecnia autorizada, en caso de usarla, debe tener la leyenda “Autorizado por el RENAR” y la inscripción del número de registro que corresponde y datos del fabricante o importador del artefacto. 

- Debe manejarse en lugares abiertos, lejos de edificios, y no guardarla en los bolsillos ni arrojarla contra muros, cajas de luz o de gas. 

- Debe mantenerse en el piso, nunca en las manos ni dentro de botellas o latas. 

- Cuando un producto no explota, no debe tocarse aunque la mecha parezca apagada. Hay que apagarlo con abundante agua y mantenerse lejos. 

- No dejar los artículos al sol o próximo a fuentes de calor. 

- No manejar fuegos artificiales si ha bebido alcohol. 

- Las chispas pueden prender fuego las ropas y además causar heridas graves en los ojos. 

- Las estrellitas no son inofensivas. 

- Si un petardo tiene mecha corta, es muy peligrosa, porque no da tiempo a encenderla y alejarse. 

- Las lesiones en general son relativamente leves, pero también producen traumatismos severos. 

- No se deben arrojar aerosoles al fuego. 

En caso de accidentes: 

- Concurrir al centro médico más cercano. 

- Lavar la zona lesionada con agua fría o helada, disminuye el edema y calma el dolor. 

- Nunca colocar cremas, pomadas, ungüentos caseros o medicinales. 

- Cubrir la zona afectada con paños limpios, toallas o sábanas. 

- Si se prende la ropa se debe sofocar el fuego envolviendo al accidentado con una manta o haciéndolo rodar por el suelo. Nunca debe caminar y menos correr. 

Al momento de abrir las bebidas se aconseja: 

- Cubrir el corcho con un paño o toalla al quitar la traba de seguridad y al destapar la bebida. 

- Evitar agitar las bebidas espumantes en el momento de destaparlas. 

- No mirar directamente la botella cuando se destapa, ni apuntarlas a otras personas. 

- Recordar que sacar corchos inadecuadamente puede producir una seria lesión ocular (ceguera). 

Los animales: 

- Aislar lo más posible a los animales de compañía a los efectos de, dada su gran sensibilidad auditiva, evitarles un estado de descontrol que provoque que los mismos intenten escapar del lugar. 

- Colocarles collar con chapita identificatoria con un número de teléfono de contacto para que, en caso de escape, pueda ser localizado rápidamente. 

- Aislarlos en un lugar fresco (por ejemplo, un sótano) y en lo posible colocarle tapones en los oídos. 

- Evitar el uso de tranquilizantes no indicados por un profesional médico veterinario, dado que algunos pueden producir un efecto inverso al deseado.

En Esta Nota

Navidad
Comentarios