El obispo Rossi duda de la ley previsional

“¿A quién beneficia?”, se preguntó

23 Dic 2017
1

PREOCUPACIÓN. Monseñor Rossi es obispo de Concepción. la gaceta / foto DE OSVALDO RIPOLL

El obispo de la Diócesis de la Santísima Concepción, monseñor José María Rossi, dijo que tiene la impresión que la reforma previsional que aprobó esta semana la Cámara de Diputados de la Nación no va a mejorar la situación de los jubilados ni de los beneficiarios de las Asignaciones Universales por Hijo (AUH).

“Los políticos y expertos sobre el tema nos brindan un mensaje contradictorio sobre si la modificación favorece o no a nuestros viejos. Y si uno dice que esto es negro y el otro que es blanco, alguno de los dos está mintiendo”, sostuvo el prelado. Y agregó: “lamentablemente la verdad la vamos a saber el año que viene. Espero que a raíz de esta reforma los jubilados estén mejor. Pero da la impresión que no va a ser así”, se lamentó.

Rossi, en declaraciones a la prensa y a tono con el reciente pronunciamiento de la Conferencia Episcopal Argentina, sostuvo: “la Iglesia fiel a su doctrina, que viene de las enseñanzas de Jesús, propone favorecer a los más débiles, y en este caso a los niños con padres desocupados y jubilados que perciben bajos montos”. “Hay que cuidarlos muchos a estos y de ahí que la discusión de la reforma nos lleva a preguntarnos, ¿a quién beneficia?”, planteó el obispo de Concepción.

“Frente a esta confusión que se generó, hay que hablarle claro a la sociedad. Por eso asoma la preocupación de la Iglesia, que insiste en la necesidad de proteger a los más débiles, y no a los más fuertes”, acotó monseñor.

El prelado también habló sobre los últimos hechos de violencia que generó el repudio a la aprobación de la reforma previsional en las inmediaciones del Congreso nacional, en Buenos Aires. “Los medios mostraron escenas distintas. Civiles atacando a la policía y esta última a los civiles. La Iglesia manifestó su oposición a la violencia de los dos lados. Pues se vieron excesos en las fuerzas de seguridad. Aquí el camino es el diálogo, la discusión abierta, franca y poniendo todas las cartas sobre la mesa”, concluyó.

La reforma sancionada modifica la fórmula para calcular las actualizaciones de jubilaciones, pensiones y asignaciones sociales.

Comentarios