El 39% del jurado lo votó a "Pulguita"

La elección se amenizó con charlas

14 Dic 2017

El jefe de prensa de San Martín, Benjamín Paz Filgueira, y el periodista deportivo Pablo Posleman conversaban tímidamente en el lobby del hotel Sheraton. Habían llegado más de una hora antes del horario convenido para votar -en su caso, por primera vez- al deportista tucumano del año. Un rato antes, incluso, había llegado otro debutante: Walter Villafañe, entrenador de Marapa -el flamante campeón de la Liga Tucumana de Fútbol-.

Ellos, junto a otros 53 jurados, fueron los responsables de elegir al merecedor del premio que desde hace 16 años entrega LA GACETA a deportistas de nuestra provincia. Se trata de dirigentes de distintas disciplinas, de periodistas (de LG Deportiva y de otros medios) y de ex deportistas, entre otros, que revisan los logros anuales de los destacados por categoría para elegir, luego, al que consideran el mejor.

Con el correr de los minutos, el grupo de jurados se fue completando. La espera del momento de la votación se amenizaba con café, con masitas, pero, sobre todo, con charlas. Pequeños grupos se armaban en torno de la mesa de dulces; y, acaso debido a la época del año, en casi todos se terminaba improvisando un balance de la actividad.

Minutos antes de las 9.30 arrancó la votación. Si bien se realizó por estricto orden alfabético, se permitió que Paz y el entrenador del seleccionado tucumano de rugby, José Chavanne, sufragaran antes, porque debían partir a sus respectivos trabajos. Cerca de las 10.10, el escribano Álvaro Sobrecasas inició el escrutinio.

En ese momento, la mayoría volvió a las charlas y a los cafés. Unos minutos después, el presidente del jurado, el prosecretario de LA GACETA Ariel Ibáñez, informó que había un ganador. El nombre del elegido se conoció a las 12.45, cuando los conductores del evento, Luciana Collado y Nicolás Iriarte, lo pronunciaron.

De los 56 jurados, 22 habían votado al ídolo “decano” Luis Miguel Rodríguez: más del 39%.

Los más aplaudidos, como siempre

Las emoción estuvo a flor de piel en la ceremonia de premiación, cuando los atletas especiales subieron al escenario a recibir sus medallas por la brillante performance que tuvieron en las finales de los Juegos Nacionales Evita. Fueron los más aplaudidos en la gala.

El primero en llegar al Sheraton

El taekwondista Giuliano Guillén tiene incorporada la disciplina del taekwondo. El deportista llegó al hotel Sheraton casi 45 minutos antes de lo pactado, junto con su familia, para recibir su premio.

Mostró su simpatía al votar

La periodista Melina Herrera, conductora de Tucumán Noticias y TVeo Canal 2 y 5 de Concepción, y especialista en rally, recibió el sobre de manos del escribano Álvaro Sobrecasas (foto) para emitir su voto con una gran sonrisa. En la previa a la votación, el Jurado de Notables fue recibido con un coffe break.

Pidió ver la gala en primera fila

Las damas de la Comisión del Pequeño Cottolengo estuvieron presentes en la gala. Adela Cassone de Colombres fue con su nietito Federico Colombres, que quiso ver la ceremonia desde la primera fila. Su deseo fue concedido.

Comentarios