El 1% de la población sufre de hepatitis C - LA GACETA Tucumán

El 1% de la población sufre de hepatitis C

13 Dic 2017

La primera Campaña Nacional de Concientización y Detección de la Hepatitis C, que involucró a más de 44 hospitales de todo el país, reportó que el 0,72% de los testeados tenía el virus, lo que representa una estadísticas similar a la prevalencia estimada de 1%, es decir que unas 400.000 personas sufren de la enfermedad en Argentina.

La campaña, que fue una acción conjunta entre la Asociación Argentina para el Estudio de las Enfermedades del Hígado (Aaeeh) y el Laboratorio Nacional de Referencia para Hepatitis Virales del Instituto Carlos Malbrán, logró testear a 11.000 personas durante septiembre último, de las cuales 79 fueron positivas y ya fueron derivadas para su tratamiento en el hospital de referencia.

“Se trata de personas que se acercaron voluntariamente, tras una fuerte campaña previa de difusión con entrega de folletos. Es importante destacar que no tenían ningún síntoma y, sin embargo, de no haber sido detectado el virus la enfermedad hubiera avanzado”, dijo a Télam Ezequiel Ridruejo, presidente de la Aaeeh.

Ridruejo agregó: “si bien no fue un estudio con fines estadísticos, permitió obtener un estimado real de la prevalencia, que resultó similar a los modelos de cálculo que aplicamos, que nos daba un 1%”.

Cómo se contagia

La hepatitis C es una enfermedad causada por un virus que se transmitió a través de sangre infectada por transfusiones de sangre y hemoderivados hasta 1993, cuando se incluyó el testeo del virus en los análisis.

Otras vías son el uso de materiales médicos u odontológicos mal esterilizados y compartir cepillos de dientes, afeitadoras, jeringas u otros elementos cortantes.

También se puede contraer al hacerse tatuajes o piercings sin la esterilización necesaria, manteniendo relaciones sexuales sin protección con alguien infectado o por el contagio madre-hijo durante el embarazo. Si no se detecta y trata a tiempo puede ocasionar cirrosis, cáncer de hígado y derivar en la necesidad de un trasplante.

Es curable

“A diferencia de muchas otras enfermedades crónicas y graves, esta se puede curar en más del 95% de los casos, en pocas semanas y prácticamente sin efectos adversos”, puntualizó Ridruejo.

Por su parte, Jorge González, jefe del Servicio del Laboratorio Malbrán, destacó: “hay que seguir implementando campañas de detección y concientización porque entendemos la importancia de ir a buscar a las personas y llegarles con un mensaje que llame su atención y las invite a cuidarse”.

Ridruejo considera que se debe trabajar en dos vías: generando conciencia en la comunidad médica, para que pida el test, y poniendo el tema en la opinión pública, para que la sociedad lo demande.

Comentarios