Rostros adustos y una breve charla “institucional”

El intendente, Germán Alfaro, y el presidente del Concejo, Armando Cortalezzi, se comprometieron a superar los enfrentamientos políticos. “La reunión nos dejó una muestra de madurez política”, consideró el secretario de Gobierno, Walter Berarducci

12 Dic 2017

Los concejales de la oposición, liderados por el presidente del cuerpo, Armando Cortalezzi (PJ), firmaron las paces con el intendente, Germán Alfaro (Cambiemos).

En algo más de 25 minutos, y a pesar de que no dialogaron sobre el veto al presupuesto del Concejo Deliberante, la falta de quórum en la última sesión o el pedido de aumento del transporte público, los representantes vecinales y el jefe municipal acordaron dejar atrás el fuego político del año electoral.

“La reunión nos dejó una muestra de madurez política, de que por más de que haya diferencias políticas, partidarias o ideológicas, trabajaremos de manera mancomunada por el beneficio de los vecinos. El año electoral ya pasó”, consideró el secretario de Gobierno, Walter Berarducci. “El encuentro fue sencillamente para tener un diálogo permanente, institucional y de respeto. No hablamos específicamente de temas particulares”, explicó Cortalezzi.

Del mitin participaron Cortalezzi, David Mizrahi, Dante Loza, Dolores Medina, María Belén Cruzado Sánchez, Juan Luis Pérez y Matías Figueroa (de Tucumán Crece-PJ), José María Franco (Restauración Peronista), Agustín Romano Norri, Sandra Manzone, Raúl Pellegrini, José Francisco “Lucho” Argañaraz, Roque Mendía y Rodolfo “Johny” Ávila (de Cambiemos). Faltaron Javier Aybar (Unidad Peronista, aliado al intendente), Roberto Ávila (Cambiemos), Ricardo Bussi y Eduardo Verón Guerra (Fuerza Republicana).

Según pudo reconstruir este diario, el único momento en que se rompió la cordialidad fue cuando un edil de Cambiemos preguntó en voz alta “¿les faltan dos concejales del bloque?”, en referencia a los miembros del bussismo, que en la renovación de autoridades prestaron sus votos para que asumiera Cortalezzi. Tras la chicana -a la que casi todos respondieron con una sonrisa-, hablaron Cortalezzi, Mizrahi, Argañaraz, Manzone, Pérez y Alfaro: todos coincidieron en dejar atrás el conflicto político.

Tarifazo en suspenso

La disputa política entre el peronismo y los aliados a la intendencia había trabado el incremento al boleto de colectivos en la capital. Ofuscados por la distribución de las comisiones, los concejales de Cambiemos voltearon la última sesión del Concejo al dejarla sin quórum. De esta manera, no pudo extenderse el periodo de sesiones ordinarias hasta el 22 de diciembre para, entre otros temas, llevar al recinto el pedido de las firmas que explotan las 14 líneas urbanas de la capital. Los empresarios, nucleados en la Asociación de Empresarios del Transporte Automotor de Tucumán (Aetat), habían solicitado subir la tarifa de los $ 9,35 actuales a $ 15,98. Como el periodo de sesiones ordinarias venció, el Concejo no puede aumentar el boleto hasta marzo, cuando se reinicia la actividad, a menos que Alfaro solicite una sesión extraordinaria.

“La comisión de Transporte debe reunirse a analizar los expedientes para hacer una evaluación. Personalmente, me parece que un boleto a $ 16 es excesivo”, afirmó Cortalezzi. Y agregó: “es un tema difícil, porque afecta a usuarios, trabajadores y empresarios. Por el momento el asunto se abordará en marzo, porque no es de absoluta prioridad”.

¿La intendencia convocará a una sesión para subir el boleto?, se le consultó a Berarducci: “la facultad de fijar tarifas es del Concejo”, dijo el funcionario. Los concejales coinciden en que el pedido de aumento es elevado. Manzone tildó el planteo como “desmedido”; Romano Norri apuntó en contra a conceder un tarifazo del 70% (como requieren los empresarios), y Mizrahi lo consideró “exagerado”.

Comentarios