En contextos de encierro, el arte crea espacios de libertad

Reclusos de distintas unidades penales expondrán en el MUNT obras hechas en talleres.

12 Dic 2017
1

RETRATOS Y COLORES. Los reclusos aprenden a dibujar y a pintar; también realizan collages y otras técnicas. Prensa Ente Cultural.

“Que se realice en determinadas condiciones no le baja la calidad a estas propuestas”, destaca Nuria Olea. La artista coordina, junto a Silvia Lescano, la Primera Muestra de Arte en Contextos de Encierro, que se inaugurará mañana a las 11 en el Museo de la UNT (San Martín 1.545). En la iniciativa se expondrán obras realizadas por reclusos del Complejo Penitenciario de Villa Urquiza, el Instituto Santa Esther N° 4 y el Instituto Roca.

El Ministerio de Educación y el MUNT colaboran en esta exposición, en la que participaron además las talleristas Gabriela dos Santos y Fernanda Flores. El objetivo del programa es visibilizar las producciones artísticas de los estudiantes privados de su libertad, se explica en el catálogo.

“Es un proceso que lleva dos años, con distintos participantes, tanto jóvenes como adultos en formato taller. Esta enseñanza sirve en cualquier contexto, porque entiendo que el arte es una herramienta transformadora en cualquier espacio que se ejercite o se produzca; y a estos, los podríamos concebir como espacios de libertad”, le dice Olea a LA GACETA.

“Poder alfabetizar desde el lenguaje plástico permite generar nuevos modos relacionales y de sensibilidad, para que los estudiantes cuenten con una herramienta alternativa a la hora de construir su propio discurso y sus formas de habitar en el mundo. Es uno de los objetivos de este espacio”, añadió.

Al aire libre

“Trabajamos en las galerías de los penales porque son un espacio amplio y por una cuestión de luz. Las propuestas nacen a partir de consignas que vamos transmitiendo”, describe Flores. Dos Santos explica que la actividad no sólo se acerca a una experiencia estética: “se trata de poder sacar de un contexto de encierro a los chicos y transitar durante las horas de taller a un espacio de libertad”. Además de dibujar y de pintar, se recurre mucho al collage, una técnica que permite, precisamente, una mayor libertad que el resto. “Se trabaja mucho desde la imaginación, con contenidos que no figuran en los currículos formales en muchos casos, permitiendo una gran expresividad”, afirma Lescano.

Durante la conversación se apunta que las técnicas se enseñan como en cualquier otro lugar. También se menciona que hubo jóvenes que no tuvieron oportunidad de conocer el arte y que se despertó el interés por él.

Educación y cultura

Las autoridades resaltan formalmente que, desde una perspectiva de los derechos humanos, con este programa se garantiza el acceso a la cultura y al arte: así, la educación se inscribe en la cultura. Ademán consignan que se construyen sujetos creadores, críticos y productores de arte.

Comentarios