Todo parece indicar que el crimen de San Cayetano fue un femicidio

Los pesquisas creen que el padrastro habría intentado iniciar una relación con la víctima, pero esta se habría negado. La madre podría haberlo encubierto.

11 Dic 2017
1

EN EL LUGAR. La Policía investiga el macabro crimen en San Cayetano. LA GACETA / INÉS QUINTEROS ORIO

Aunque todo se maneja en reserva, el fiscal Washington Navarro Dávila cree que está ante un nuevo caso de femicidio. Ahora tendrá que analizar la participación que tuvo cada uno de los sospechosos en el crimen de San Cayetano.

Graciela, hermana de Noemí Juárez, se presentó ayer a la tarde en la Seccional 4ª para denunciar su desaparición, puesto que nunca le creyó la versión de que se había fugado que le había dado su madre Lorena Frenoux (39 años) y su padrastro, Álvaro Adra (20). Los policías se presentaron en el lugar y encontraron el cuerpo de la joven con signos de haber sido descuartizado y con quemaduras.

Macabro: hallan el cuerpo quemado de una joven entre la basura del fondo de su casa

Adra, según los testimonios, mantuvo una relación sentimental con la hermana de 17 años de la víctima. Luego, de acuerdo a fuentes judiciales, comenzó con una relación con Frenoux, 19 años mayor que él.

Él se instaló en la casa de la madre de Noemí y todas sus hijas se mudaron a otra casilla que daba en el fondo de la vivienda. Los vecinos aseguran que las chicas no lo aceptaban a él y que estaban peleadas con su madre por mantener ese romance.

Creen que los sospechosos de asesinar a la joven en San Cayetano habrían intentado descuartizarla

Siempre según los testimonios recogidos por los uniformados, Adra habría intentado iniciar una relación con la víctima, pero esta se habría negado.

Los pesquisas creen que esa fue la razón por la que el acusado habría acabado con la vida de ella. La madre, en cambio, podría haberlo encubierto.

Comentarios