Denunció a su esposo de haber querido quemarla viva

La mujer tuvo que esperar más de un año para poder contar el ataque

08 Dic 2017
1

HOSPITAL AVELLANEDA. Acá fue atendida la mujer. ARCHIVO

Una mujer vivió una pesadilla hasta que pudo denunciar a su pareja de haber intentado quemarla viva y que durante años la castigó físicamente. El hombre está detenido y en los próximos días la fiscala Adriana Giannoni pediría que se le dicte la prisión preventiva por tentativa de homicidio.

Todo comenzó en agosto de 2016. Una mujer de 30 años ingresó al Hospital Avellaneda con graves quemaduras en diferentes partes de su cuerpo. Su pareja, que la había trasladado hasta el centro asistencial para que fuera asistida, les dijo a los médicos y a los policías que ella había intentado quitarse la vida arrojándose nafta y prendiéndose fuego. Por las lesiones que había sufrido, la mujer no podía hablar ni escribir, por lo que no pudo contar lo que había sucedido.

A fines de noviembre, el esposo fue detenido por violencia de género. Giannoni citó a declarar a la víctima para que ratificara la denuncia que había realizado en contra de su pareja. Esa fue la oportunidad que esperó la víctima durante mucho tiempo para contar todo lo que había vivido en estos últimos años.

Por primera vez contó por qué tenía más de la mitad de su cuerpo desfigurado. Dijo que en una noche el acusado le arrojó nafta y le prendió fuego. Que nunca había podido contar la verdad porque primero no podía hablar y porque su pareja la tenía amenazada. “Cuando estaba internada me di cuenta de que estaba recuperando la voz. Él se dio cuenta y una noche, cuando no había nadie, me tomó del cuello y me dijo que me mataría si es que llegaba a contar lo que había sucedido”, declaró en la Justicia.

La mujer también contó algunos detalles escalofriantes de la vida que llevó en los últimos años. Relató que cada vez que quedaba embarazada, su pareja la golpeaba para que perdiera los niños. “Muchas veces me hacía subir a la moto y realizaba maniobras bruscas para tirarme y que me golpeara”, declaró.

La víctima reconoció que su esposo había intentado quemarla en otra oportunidad. “Me roció con combustible e intentó quemarme. Pero esa vez me escapé tirándome a la pileta de lona que tenía armada en el fondo de la casa”, habría declarado.

La víctima, que se somete regularmente a transplante de piel, por pedido de la fiscala Giannoni cuenta con protección policial las 24 horas. También logró que un juez dicte una prohibición de acercamiento si es que no se le llegara a dictar la prisión preventiva.

Por otra parte, la fiscala solicitó la historia clínica de la mujer en el hospital Avellaneda e indagará sobre si ella contó lo que le había sucedido a alguno de los profesionales que la atendieron durante los meses y si recibieron alguna denuncia sobre lo que le había ocurrido. Los profesionales están obligados a reportar este tipo de casos para que intervenga la Justicia.

Comentarios