Un hombre murió y su hijo se salvó por milagro al caer a un barranco

Fatal accidente sobre la ruta 307, a la altura de “El fin del Mundo”.

03 Dic 2017
1

DIFÍCIL ACCESO. Bomberos voluntarios de la zona colaboraron en el rescate. foto enviada a la gaceta en whatsapp

Un automovilista falleció y su hijo se salvó por milagro cuando la camioneta en la que viajaban se precipitó hacia un barranco y cayeron al vacío unos 150 metros, hasta que el vehículo se detuvo al quedar atrapado entre la vegetación, después de dar varios tumbos en su caída.

Como saldo del accidente de tránsito, ocurrido ayer sobre la ruta 307, falleció Edmundo Antonio Yapura, de 60 años. En tanto, su hijo, José Luis Yapura, de 36, se encuentra fuera de peligro, informaron las fuentes policiales consultadas.

El accidente se produjo a la altura del kilómetro 34. Padre e hijo, oriundos de la localidad catamarqueña de Santa María, viajaban en una camioneta Ford Eco Sport, cuando perdieron el control del vehículo y cayeron al precipicio. El hecho se produjo alrededor de las 7.30, a la altura del paraje conocido como “El Fin del Mundo”.

Aparentemente, el vehículo dio varios tumbos antes de quedar detenido entre las ramas de los árboles, 150 metros hacia abajo, aproximadamente. Como consecuencia de los golpes, Yapura padre falleció en el acto; mientras que su hijo, recibió asistencia médica y su estado de salud no reviste gravedad, según las fuentes consultadas.

Tras el accidente, este último consiguió subir hacia la ruta por sus propios medios para pedir auxilio. El hombre les explicó a los policías que se dirigían a San Miguel de Tucumán y que las ruedas de la camioneta patinaron debido a que había arena sobre la cinta asfáltica.

Trabajó en el lugar personal policial de la Unidad Regional Oeste, bajo el mando del comisario Jorge Aníbal Bustamante. También colaboró personal del Siprosa y los Bomberos Voluntarios de Tafí del Valle.

Comentarios