El camarista Ibáñez expresó que los veedores y auditores son bienvenidos en su tribunal

“Pueden ver todos los expedientes que deseen”, manifestó.

02 Dic 2017
1

Ibáñez. FOTO ARCHIVO/ LA GACETA.

Dante Ibáñez, presidente de la Sala III de la Cámara Penal de esta capital, llamó ayer a LA GACETA para pronunciarse a contrario sensu de la Federación Argentina de la Magistratura (FAM), que rechazó la veeduría pretendida en la Justicia provincial. El juez dijo que su tribunal estaba abierto para los veedores y auditores.

“Pueden ver todos los expedientes que deseen”, manifestó a propósito del pedido de observación de 33 procesos que había formulado la Nación a la Corte Suprema de Justicia de Tucumán.

Al igual que el fiscal Diego López Ávila, Ibáñez transmitió la posición favorable a la veeduría antes de que se conociera oficialmente la respuesta que Daniel Posse, presidente del alto tribunal, dio a la nota de Alejandro Collia, secretario ejecutivo del Consejo Federal de Derechos Humanos (se informa por separado). Dicha contestación dice que los abogados designados para tomar vistas y extraer copias, Ana Colombres Garmendia y Juan Roberto Robles, deberán tocar las puertas de los jueces y fiscales, y ver si les dan acceso a los procesos de interés de la Nación.

Esa tarea empieza “con el pie derecho” en lo que al homicidio de Paulina Lebbos se refiere: esta causa incluida en el listado de Collia tramita en la Sala de Ibáñez, que también integran los jueces Carlos Caramuti y Rafael Macoritto. Ibáñez recordó que ese expediente ya había sido analizado por la Nación en 2013, con resultados positivos que nadie objetó (el juicio empezará el 6 de febrero). El juez añadió que iba a bregar por la apertura y la transparencia el miércoles, en la asamblea convocada por la Asociación de Magistrados de Tucumán para tratar la cuestión de los veedores.

Comentarios