“El G20 debe ser útil en una crisis mundial”

desde ayer sesiona en el Hotel Llao Llao de Bariloche, el plenario de los viceministros de Hacienda y vicepresidentes de Bancos Centrales de los países que integran el foro.

02 Dic 2017
1

ANFITRIÓN. Dujovne, ministro de Hacienda de la Nación, preside el encuentro con sus pares en Bariloche. telam

En medio de un fuerte operativo de seguridad para evitar protestas contra los líderes mundiales, desde ayer sesiona en el Hotel Llao Llao de Bariloche, el plenario de los viceministros de Hacienda y vicepresidentes de Bancos Centrales de los países que integran el foro del G20.

El ministro de Hacienda argentino, Nicolás Dujovne, quien está a cargo de la cumbre, se mostró entusiasmado y con optimismo respecto de las conclusiones que puedan surgir del plenario entre economistas.

“Queremos convertir en algo más simple el G20, llevar temas que le preocupen a la gente y que sirvan para la Argentina. Temas que sean funcionales en casos de crisis: en definitiva somos muy ambiciosos en esta agenda internacional”, declaró el funcionario en diálogo con el sitio “infobae.com”.

Respecto de los temas que planteará la delegación Argentina en la agenda del G20, el funcionario dijo: “Todas estas reuniones que tenemos (comenzaron ayer y terminan hoy) en Bariloche tienen que ver con la agenda de los ministros de Economía, Finanzas y presidentes de Bancos Centrales. Luego habrá una reunión de los sherpas (representantes de los países) del G20, donde se llevará adelante otra agenda. Pero ambas concluirán en el documento final de los presidentes. La idea de la Argentina y de lo que se viene trabajando en el G20 es plantear dos ejes centrales de debate: el futuro del trabajo y los modelos de infraestructura globales”.

Macri: "vamos a liderar el G20 con las necesidades de la gente en primer plano"

A mediodía se concretó la tradicional “foto de familia” de los asistentes al encuentro, que incluyó a los 41 representantes de los países del G20 (dos por cada uno de los 19 miembros, más tres de la Unión Europea), cinco de países invitados y uno de cada una de las 11 organizaciones internacionales participantes.

La mecánica de trabajo del G20 contempla que los representantes de los países sesionan a puertas cerradas y no hay voceros de las reuniones, por lo que la información de las discusiones son transmitidas por los funcionarios de cada país o su sherpa, como denominan al representante del país ante el G20, que en el caso argentino es Pedro Villagra.

Esta es la primera de las más de 50 reuniones técnicas y ministeriales que hará el G20 antes de la cumbre de presidentes que se llevará a cabo en la Ciudad de Buenos Aires, en diciembre de 2018.

El objetivo

Dujovne no dejó de señalar cuál es la apuesta, el objetivo, de la Argentina en este reunión de los delegados financieros del G20 en Bariloche.

“Ya lo dijo un poco el presidente, Mauricio Macri. La idea que queremos, como Presidencia del G20, es que esta cumbre sea más simple y que se trate de buscar el mayor consenso en temas complejos. Pero la idea central es que el G20 sea funcional en casos de crisis mundial como ocurrió en el 2008 con la crisis financiera. Argentina tiene una estrategia ambiciosa en este sentido también”, manifestó.

Dujovne también reconoció que se pueden plantear problemas de política regional. “Por supuesto. En la cumbre del G20 también hay espacio para reuniones de presidentes y ministros. Por ejemplo, Macri seguramente va a insistir en el tema de la crisis de Venezuela y darle una solución global a esa problemática”, señaló. (Especial

Comentarios