Cinco rincones de Tucumán que son imperdibles y en los que posiblemente no estuviste nunca

Los Valles, los cerros y el llano esconden lugares que impactan por su belleza.

01 Dic 2017

Si estás encerrado en la oficina o en tu casa y sentís que necesitás algo de sol, aire libre y libertad, quizás esta nota te va a venir bien. No es necesario tomarse un avión, viajar durante horas o gastar fortunas para desconectarte. Tucumán (sí, Tucumán) tiene rincones increíbles para conectarte con la naturaleza y que no son Tafí del Valle, Raco o San Javier. Te mostramos cinco rincones de tu provincia que posiblemente no conozcas y que vale la pena recorrer.


Cascada de los Alisos en el Cerro Muñoz (en Tafí del Valle)

Se encuentra en el límite entre Las Carreras y El Rincón. Se trata de un paraíso verde y fresco, con una caída de agua de 60 metros escondida en medio de la montaña.

Cómo llegar

Se puede arribar partiendo desde la estancia Las Carreras (a unos 15 kilómetros de la la villa de Tafí del Valle). Desde allí son tres horas de caminata, primero por senderos estrechos de tierra y luego por sendas que aparecen marcadas junto al río Los Alisos. Hasta la Estancia Las Carreras se puede llegar en auto, por la ruta provincial 325, camino a La Ovejería.

Otra posibilidad es trasladarse en vehículo hasta la toma de agua, donde termina el camino de tierra y están las últimas casas de la zona. Desde ahí se debe tomar el sendero que se inicia en una suave pendiente tapizada de pastos bajos. Por ese camino se sigue la margen derecha del río y se llega a la caída de agua por la base del cerro.

Sea cual sea el camino elegido, es imprescindible llevar calzado y ropa cómoda.


Anfama

Se encuentra a 2.000 metros sobre el nivel del mar, en el corazón de los cerros, específicamente entre Raco y Tafí del Valle. Se trata de un paraíso para los amantes de la vida al aire libre.

Cómo llegar

Para llegar a Anfama hay que partir del Río Grande, en El Siambón (desde la ciudad hay que tomar la ruta 9 hasta Tapia y, desde allí, la 341 hasta El Siambón). Desde el Río Grande hasta Anfama hay que continuar a pie, a caballo o en moto. La familia Rasgido brinda hospedaje, comida y agua caliente para los viajeros.


Aguas Chiquitas (en El Cadillal)

Esta reserva se encuentra ubicada en las inmediaciones del dique El Cadillal y en ella se pueden encontrar tres cascadas a lo largo del curso del río Aguas Chiquitas, que luego se une al río Loro. Es ideal para disfrutar de la naturaleza en su máximo esplendor. Una cascada de 45 metros de altura es la atracción para los visitantes.

Cómo llegar

La reserva Aguas Chiquitas se encuentra pasando la Hidroeléctrica de El Cadillal, por el primer camino de ripio a la derecha. Hay que pasar una tranquera para llegar hasta el río.

A partir de allí se presentan dos opciones: se puede seguir por el río y o por un sendero que recorre los filos de los cerros y luego baja hacia la cascada. En ambos casos, el trayecto demanda una hora y media, aproximadamente.

Lo ideal es llevar calzado cómodo y adecuado ya que el sendero no está siempre en las mejores condiciones, sobre todo luego de las lluvias.


Viaducto de El Saladillo

Se trata de una magnífica obra de ingeniería que es única en Latinoamérica. La construcción fue declarada Monumento Histórico Nacional en el año 2000.

La inmensa obra alcanza los 28 metros de altura hasta el nivel del riel, tiene una longitud de 365 metros y fue levantada en ladrillo a la vista a fines del siglo XIX. Además, cuenta con 25 arcos de medio punto sostenidos por 24 pilares de 21 metros de altura.

Cómo llegar

Desde San Miguel de Tucumán se parte hacia el Norte por la ruta 9, hasta toparse con un camino más estrecho, de tierra, durante dos kilómetros. Luego de transitados por una senda rodeada de vegetación, se descubre el viaducto.

El viaducto El Saladillo resulta un sitio ideal para el turismo aventura. Algunas empresas suelen organizar excursiones en bicicleta o caminatas y hasta rappel aéreo (sistema de descenso con cuerdas en superficies verticales). Bajo los arcos, hay merenderos y asadores, aunque en la zona no hay ningún tipo de expendio de bebidas o comestibles. Tampoco hay baños.


El Pichao (en Tafí del Valle)

Es un pequeño pueblo formado en la última década del siglo XIX. Se encuentra a 2.200 metros sobre el nivel del mar y es especial para los amantes de la historia y culturas de nuestras tierras.

En febrero, esta localidad toma protagonismo por la Fiesta Provincial de Los Dulces Artesanales, y sus productos suelen exponerse para todos los visitantes.

Cómo llegar

El pueblo se encuentra a 202 kilómetros de San Miguel de Tucumán. Se accede por la Ruta Nacional 38, hasta Acheral, luego se toma la ruta provincial 307 hasta Amaicha del Valle y después se empalma la ruta 40, hasta Colalao del Valle. Allí hay que tomar un camino que va hacia el oeste.

El Pichao cuenta con servicios de alojamiento distribuidos en fincas acondicionadas para la práctica de turismo rural y cultural, donde se puede visitar el sitio arqueológico de Cóndor Huasi o realizar caminatas por los alrededores.



En Esta Nota

San Miguel de Tucumán
Comentarios