Ministros de áreas sociales exigen más fondos al Gobierno nacional

Los representantes provinciales, en alerta.

28 Nov 2017
1

EN EL SALÓN BLANCO. Los funcionarios debatieron sobre la realidad social. la gaceta / foto de Antonio Ferroni

El dinero que llega desde la Nación para políticas alimentarias rinde cada vez menos y las necesidades de las poblaciones más vulnerables son cada vez mayores. En paralelo, la distribución de los recursos entre los distritos no es equitativa: Buenos Aires y Capital Federal se quedan con una porción mayor. Por eso, urge una reunión con la ministra de Desarrollo Social nacional, Carolina Stanley, según concluyeron una decena de ministros y responsables de Desarrollo Social provinciales, que ayer deliberaron en Tucumán.

Ayer fue el tercer encuentro de esta “liga”, un correlato de la que reúne a todos los gobernadores peronistas. Gabriel Yedlin fue el anfitrión en el Salón Blanco de la Casa de Gobierno. Asistieron Marcela Vessvesian ( Santa Cruz), Daniel Barros (Catamarca), Griselda Herrera (La Rioja), Walberto Allende (San Juan), Aníbal Gómez (Formosa), Paula Gargiulo (Tierra del Fuego), Fernanda Alonso (La Pampa) y Christian Saade (secretario de Políticas Sociales de Salta).

“Preocupación”

“Tienen una gran preocupación por la situación. Hay unanimidad en que les cuesta cada vez más a las provincias atender las necesidades con presupuesto propio. Mediante los gobernadores, tratarán de plantear esto a la Nación”, comentó el vicegobernador Osvaldo Jaldo -en ejercicio del Poder Ejecutivo por el viaje de Juan Manzur a Estados Unidos- tras reunirse con los ministros.

“El hambre y la seguridad alimentaria son temas que nos preocupan. En las provincias hay estrategias similares y se repite la necesidad de que la Nación actualice los montos”, aseguró Yedlin.

Consignó que el presupuesto enviado por el Gobierno nacional a Tucumán es el mismo desde hace dos años y reiteró el pedido ante la suba de los alimentos. Insistió en que la Asignación Universal (hoy en $ 1.243) debe ser actualizada. “Cuando la gestión de Beatriz Mirkin terminaba, el 60% de los aportes eran provinciales y el 40%, de Nación. Hoy ponemos el 80% y el 20%, la Nación”, ejemplificó. Adelantó que antes de fin de año habría un nuevo encuentro de ministros.

“Inequidad”

La santacruceña Vessvesian hizo hincapié en la desigualdad que se percibe en el reparto. “Los fondos vienen muy dilatados y vemos inequidad en la distribución, en las transferencias y en los tiempos. Las necesidades de la gente están en la puerta de cada uno de nuestros ministerios”, consignó.

Explicó que la gobernadora Alicia Kirchner pudo reacomodar el trabajo por su experiencia en la Nación. “Casi el 95% del presupuesto que tenemos es de fondos provinciales. Recibimos poco de la Nación; hay una concentración en Buenos Aires. Tenemos una mirada constructiva, la realidad de los santacruceños nada tiene que ver con la política partidaria. Pedimos que las políticas sean desde una perspectiva de derecho y no de ajuste”, reclamó.

Audiencia

Alonso, de La Pampa, consignó que asisten a un tercio de la población provincial -de 350.000 habitantes-, que está bajo la línea de pobreza. “Tenemos que sentarnos a dialogar con el Gobierno nacional. Tuvimos algunas audiencias particulares. La última fue en marzo. No fue convocado este año el Consejo nacional de políticas sociales, lamentó.

La liga presentó formalmente pedidos de audiencia con Stanley que, dijeron, no fueron contestados. “Necesitamos esos espacios para trabajar decisiones que se tomaron y que afectan las políticas públicas en nuestras áreas”, subrayó. Su provincia sufrió inundaciones e incendios, lo que agravó la situación habitacional de muchos vecinos. “Por las inundaciones de la Nación recibimos $ 1,7 millón y la provincia va ejecutando sólo mediante Desarrollo Social $ 15 millones”, comparó.

“Concentrados”

“Vemos con preocupación la marcha de la economía. Sin una economía consolidada no puede haber justicia social. Los fondos se concentran en Buenos Aires y es nuestra obligación denunciar esta situación porque sabemos lo que se viene, la situación va a eclosionar en poco tiempo. Ya se registran chicos con problemas nutricionales y aumento de la indigencia”, advirtió Gómez (Formosa).

La fueguina Gargiulo planteó que se actualice el subsidio a las garrafas que, por el clima, es una necesidad en su región. “La provincia absorbió los incrementos. Además, se nota el aumento de la demanda social. Tuvimos que implementar módulos alimentarios. Queremos una política integral federal”, añadió la funcionaria de Tierra del Fuego.

Herrera, de La Rioja, explicó que reciben $ 9 por chico para el comedor escolar y que la administración local aporta otros $ 9. “Ningún niño come por $ 18”, renegó. La tarjeta social -conocida como Cabal en Tucumán- también debe ser actualizada, consideró.

“Tengo buena relación con Carolina (Stanley), confiamos mucho en ella, debemos recrear un margen de trabajo y de colaboración que se fue diluyendo. Nuestras expectativas fueran altas y comenzamos a naufragar. Por eso nos autoconvocamos y buscaremos sumar más provincias. Las que no son de nuestro signo están en otra situación”, diferenció el riojano.

Comentarios