Llevan a la Justicia el presunto cobro indebido de tributos

El municipio reprocha la decisión del Concejo

24 Nov 2017
1

CON NUEVE. Sigue sin cubrirse la banca vacía desde octubre del año pasado. la gaceta / foto de jorge olmos sgrosso

Dos ex funcionarios municipales serán denunciados en la Justicia provincial por la posible comisión de los delitos de cobro indebido de tributos e incumplimiento de los deberes de funcionario público. Así votó la mayoría de los concejales de Yerba Buena durante la sesión de ayer.

Se trata de Rodolfo Aranda, ex director de Saneamiento Ambiental de la Municipalidad de Yerba Buena; y de Francisco Gianfrancisco, ex subdirector de dicha repartición. También de Marta Olmedo, inspectora municipal. Según la comisión investigadora integrada por los concejales Lucas Cerúsico, Walter Aráoz y Maximiliano García, los funcionarios mencionados habrían incurrido en “conductas y negligencias reiteradas” que perjudicaron el interés patrimonial del municipio “relacionadas con el cobro ambulante y arbitrario a contribuciones y tasas municipales”.

Además, en el texto de la comisión señalaron que desde el Ejecutivo municipal no hubo colaboración durante la tarea de investigación. Esta es una de las razones por las que sugirieron que el tema fuera girado a la Justicia. “Está absolutamente probada la falta de colaboración de los distintos funcionarios, especialmente del intendente (Mariano Campero)”, consigna otra parte del dictamen.

La votación fue algo confusa, pero se aprobó. Seis concejales levantaron la mano (Benjamín Zelaya, Aráoz, García, Cerúsico, Pedro Albornoz Piossek y Héctor Aguirre) para dar su consentimiento y, en el momento en que Zelaya (presidente) daba por finalizada la sesión, otro de los ediles, Javier Jantus, le reclamaba que había levantado la mano para tomar la palabra. Jantus mencionó que era momento de poner día y hora para la elección de las nuevas autoridades del Concejo. Zelaya le dijo que la sesión había concluido.

Aranda es el radical que hace más de un año quiere asumir y no puede. En septiembre, la Justicia se pronunció a favor de Aranda, quien había presentado una acción de amparo y le dio 10 días al Concejo para que verificara “si el denunciante reúne las condiciones para ser concejal”. Luego, el presidente del Concejo presentó un recurso de inconstitucionalidad contra ese fallo ante la Sala II de la Cámara en lo Contencioso Administrativo. Así, la banca que liberó Lisandro Argiró, secretario de Gobierno municipal, continúa vacante. “Esto que hace el Concejo no tiene ningún sentido porque siguen buscando pretextos para que no asuma Aranda”, opinó Manuel Courel, jefe de Gabinete. “Los concejales deben cesar en su actitud ilegítima y arbitraria y tomarle juramento, como dispuso la Justicia”, cerró.

Comentarios