Objetan en la Justicia los beneficios fiscales para una planta solar

24 Nov 2017

Que se trata de “un privilegio infundado” a favor de un particular, que hubo una “ilegal delegación de facultades” del Poder Legislativo al Ejecutivo y que “se omitió deliberadamente” el tratamiento adecuado de la ley 9.054.

Estos son los principales argumentos que esgrimieron dos legisladores del bloque Peronismo del Bicentenario, Christian Rodríguez y Silvio Bellomío, para requerir la inconstitucionalidad de los beneficios impositivos otorgados a la empresa ENR TUC SA, en el marco de la instalación de una planta de energía solar en Amaicha. Y solicitaron al fuero contencioso el dictado de una cautelar para que “la Provincia se abstenga de eximir de todo tipo de impuestos a la firma”.

La empresa Neoen, de capitales franceses, y el Gobierno provincial firmaron en abril una carta de intención, mediante la cual el grupo privado ratificó su voluntad de invertir U$S 250 millones para construir una planta fotovoltaica de 700.000 paneles solares en Amaicha del Valle. Estos equipos captan la radiación solar y, mediante transformadores, la convierten en energía eléctrica. Según se anunció, tendrán la capacidad para generar 200 megavatios (el 45% de la demanda básica de Tucumán).

En octubre, el oficialismo y un sector de la oposición ratificaron el convenio mediante una ley.

Rodríguez y Bellomío, que están alineados al secretario de Vivienda de la Nación, Domingo Amaya, habían rechazado el proyecto en el recinto. Ahora, concurrieron a la Justicia provincial para solicitar la inconstitucionalidad del beneficio impositivo. “Existe un privilegio infundado a favor de la firma ENR TUC SA en detrimento de la igualdad de cargas públicas de los demás contribuyente”, señalaron en la demanda. Marcaron además que la iniciativa no pasó por la comisión de Hacienda y Presupuesto, como marcan las normas legislativas. Y recordaron que se otorgará “una exención por un cuarto de siglo a una firma que no tiene empleados, con domicilio en Ciudad de Buenos Aires y un capital de $ 100.000. Ni siquiera es una empresa francesa”, alegaron en el extenso escrito.

Comentarios