Condenaron a 25 años al gendarme acusado de matar a su esposa

“Es un alivio; se hizo Justicia después de 20 años”, aseguró la hermana de la víctima.

23 Nov 2017
1

JORNADA FINAL. López y su abogado defensor salen de la sala de juicio de Tribunales de avenida Sarmiento. la gaceta / foto de antonio ferroni

“Ellos saben y yo sé que nunca tuve ni el ánimo ni la capacidad de hacerle daño. Jamás”. Esta fue una de las frases de Miguel Ángel López durante su corta exposición, solicitada por el propio acusado. Lo hizo frente al Tribunal y a espaldas de la familia de su ex esposa, asesinada el 6 de julio de 1998, hace casi 20 años. “Todos creen que vivo feliz. Vivo con depresión, sufro de pánico y no puedo conseguir trabajo estable. La sociedad me condena”, añadió como una manera de rechazar las acusaciones en plena sala de Tribunales de avenida Sarmiento.

A pesar de esa manifestación, el ex gendarme fue condenado ayer a 25 de años de prisión por el homicidio agravado por el vínculo de Myriam Elizabeth Torrejón Harros. El fallo, firmado por los vocales Wendy Kassar (en disidencia), Eduardo Romero Lascano y Stella Maris Arce, tras cuatro horas de debate, dispuso una “restricción de acercamiento por un radio de 200 metros” entre la familia de la víctima y el imputado, con el fin de “proteger a ambos grupos sociales”.

Las medidas se aplicarán una vez que la sentencia quede firme, por lo que López no será encarcelado por ahora, sino que salió del palacio de tribunales acompañado por su abogado defensor, Gustavo Estofán. Los fundamentos de la sentencia se conocerán el 6 de diciembre.

López fue declarado culpable de la muerte de Torrejón Harros en el marco de un segundo juicio oral, dispuesto por este mismo tribunal. La Corte Suprema de Justicia provincial había determinado que los actuales vocales establecieran una nueva pena, tras analizar las pruebas existentes en la causa. Justamente, el martes, Kassar, Romero Lascano y Arce decidieron volver a escuchar a los testigos.

La causa, en un principio, estuvo a punto de prescribir. La fiscala Adriana Giannoni había descubierto indicios para acusar de homicidio al gendarme. Elevó la causa a juicio, pero el tribunal, conformado por Alfredo Barrionuevo, Emilio Páez de la Torre y Alicia Freidemberg, declaró a López responsable del delito de homicidio culposo (accidental), y determinó extinguida la acción penal. Así, fue sobreseído.

En el primer día de la etapa procesal, los magistrados escucharon los testimonios de algunos familiares de la víctima, entre ellos la madre, Aída Torrejón, y de Julio César Mendoza, licenciado en Criminalística. “Para mí, no es un arma celosa. No puede accionarse por un accidente involuntario”, explicó el especialista, en referencia a la pistola del ex gendarme.

Ayer, en el segundo y último día del juicio, se escucharon los alegatos de la fiscal de Cámara, Marta Jerez, quien solicitó que se lo condenara por homicidio culposo, y del defensor, Estofán, quien a su turno rechazó los argumentos de la pericia balística y pidió la prescripción de la causa.

“Hemos esperado 20 años para esto. Es un alivio. Se hizo justicia después de 20 años. Ahora mi hermana descansa en paz”, expresó con llanto Roxana Torrejón, al salir de la sala.

“No le creímos nada. Pobre... se le escapó un tiro. Es ilógico lo que dijo. Lo que hicieron la otra vez fue una burla. No puede ser posible que se diga que se le escapó el tiro al caer la pistola. Dos veces declaró, y Gendarmería hizo todo para tapar ese día”, apuntó Luis Torrejón, otro de los hermanos.

Por su parte, si bien no fue confirmado, la defensa analizaría en estas horas presentar una apelación contra la sentencia.

Comentarios